Un cambio espectacular. Los que hayan podido conocer las primeras tiendas de Kiabi, ubicadas en los polígonos industriales, en las afueras de las ciudades, se sorprenderán. Nada menos