Madonna, Rihanna y Amal Clooney despertaron el lunes gritos de admiración en la célebre gala del Museo Metropolitano, que reúne cada año a la crema y nata de la él