• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Burberry vuelve a compensar en China y en online la brusca caída en ventas de una Europa renqueante

Empresas

Burberry vuelve a compensar en China y en online la brusca caída en ventas de una Europa renqueante

Por Jaime Martinez

21 de enero de 2021

Madrid – La firma de moda británica Burberry daba a conocer, hace escasamente unas horas, sus resultados económicos relativos al tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2020/2021. Periodo finalizado el pasado 26 de diciembre en el que, a pesar de la campaña de Navidad, la compañía continuó haciendo frente a los duros estragos que la pandemia está provocando sobre el sector de la moda-retail, experimentando como respuesta una caída de sus ventas en términos comparables de un -9 por ciento respecto de las cifras obtenidas durante el mismo periodo del pasado año. Porcentaje que sin embargo disminuye a apenas un -4 por ciento en términos de ingresos, tras pasar de los 719 millones de libras que obtenía en 2019 a los 688 millones de libras (777 millones de euros) que llegaba a ingresar durante este último tercer trimestre.

“A pesar del desafiante entorno, logramos un buen progreso en nuestras prioridades estratégicas en este trimestre”, explicaba Marco Gobeetti, director ejecutivo de la firma británica, a través de un comunicado; en relación a un periodo en el que “vimos un fuerte aumento de las ventas a precio completo”, resultado de que “nuestras colecciones y estrategias de comunicación resonaran entre la nueva generación de clientes más jóvenes, así como entre los clientes ya existentes”. “Nuestros planes locales y nuestra capacidad digital contribuyeron a impulsar nuestro crecimiento en los mercados que se encuentran ya en recuperación, a medida que logramos implementar nuestra política de reducción de rebajas”. “Si bien las perspectivas a corto plazo continúan siendo inciertas como consecuencia del Covid-19”, añadía, “estamos en una muy buena posición para acelerar nuestro crecimiento a medida que empecemos a superar la pandemia”.

Crecimiento de un 50 por ciento en el canal online

Entre los aspectos más destacados por Burberry que han terminado por ajustar su comportamiento durante este último tercer trimestre, desde la firma británica resaltan los esfuerzos que están llevando a cabo para compensar el poco atractivo que las firmas de moda británica tendrán para los clientes internacionales ahora que Reino Unido ha salido oficialmente de la Unión Europea, proceso que ha traído consigo la desaparición de su política de devolución del IVA a turistas de fuera de la UE. Así como sus avances en sostenibilidad, que la llevaron a alcanzar la puntuación más alta en el Índice de Sostenibilidad Dow Jones 2020; el dotar de mayor atractivo a sus propuestas con colecciones cápsulas como la del Año Nuevo chino; o su continua apuesta por la digitalización y las nuevas tecnologías.

Una serie de avances que, en términos económicos, llevaron a la firma a experimentar un crecimiento de hasta el 50 por ciento de sus ventas en el canal online, con un especial comportamiento en la región de la China continental, donde las ventas digitales de Burberry llegaron a dispararse hasta un valor de 3 dígitos.

La región de Asia-Pacífico, un refugio para Burberry

Durante este tercer trimestre, y como consecuencia de la pandemia, hasta un 7 por ciento de la red comercial de Burberry se vio afectada por las restricciones y tuvo que detener su actividad. Porcentaje que llegó a elevarse hasta un 15 por ciento, con hasta 62 tiendas cerradas, en el punto más álgido de las restricciones durante el trimestre. Una serie de hechos que conducen a la firma a valorar las ventas totales, con esa caída del -4 por ciento, como valor de referencia por encima de las ventas comparables, dadas las “distorsiones” sobre su red comercial que han terminado por ejercer las restricciones causadas a cuenta del Covid-19.

Atendiendo no obstante a esa caída del -9 por ciento, en términos comparables, por mercados esta se produjo como consecuencia de la caída del -37 por ciento en la región de EMEIA, que desde Burberry justifican en la menor afluencia y tráfico de turistas y en los cierre de las tiendas relacionados con el Covid-19. Mientras que en la región de las Américas las ventas hacían lo propio en un reducido -8 por ciento, debido a una reducción de artículos rebajados que se logró compensar con el aumento de las ventas de artículos a precio completo. Caídas que finalmente la firma lograba compensar en gran parte con unas ventas en la región de Asia-Pacífico que se disparaban un +11 por ciento, con un fuerte crecimiento en los mercados de la China continental y Corea. Porcentaje que se sitúa por encima del +10 por ciento que Burberry llegó a experimentar en la misma región durante el pasado segundo trimestre.

Avanzando hacia un final de ejercicio marcado por el Covid-19

De cara a lo que resta de ejercicio, desde Burberry apuntan a que el cuarto trimestre continuará viéndose notablemente afectado por los efectos de la pandemia. Contemplando una serie de interrupciones de carácter regional que no obstante confían en poder superar a medida que continúen avanzando en sus objetivos estratégicos marcados para el cuarto trimestre. Una serie de medidas que, junto con un mayor control de sus inventarios y ajustes en sus costes operativos, el atractivo de sus nuevas colecciones y el buen rendimiento en el canal online, esperan terminen repercutiendo de manera positiva sobre los márgenes de beneficio de todo el ejercicio.

A fecha del 26 de diciembre de 2020, Burberry contaba con una red comercial formada por 215 tiendas propias, 148 concesiones, 57 puntos de venta outlet y por 44 establecimientos operados bajo la modalidad de franquicia. Estructura que en estos momentos estaría operando con un 15 por ciento de las tiendas cerradas y con otro 36 por ciento en horario reducido.

Photo Credits: Burberry.