• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Chanel sigue los pasos de Hermès y limita la venta de sus bolsos

Chanel sigue los pasos de Hermès y limita la venta de sus bolsos

Por Jaime Martinez

13 de octubre de 2021

Empresas

Photo Credits: Chanel, fotografía de campaña de Inez&Vinoodh de la colección de prêt-à-porter para la temporada Otoño/Invierno de 2021/2022. Fotografía de archivo.

Nada puede resultarle a nadie más exclusivo que aquello que no puede tener. Ese es a grandes líneas el principio por el que bien podría resumirse la esencia de una industria del lujo, cuya piedra angular se sostiene sobre la máxima de una exclusividad que desaparece en la medida en que sus artículos se hacen accesibles para una gran mayoría. Siendo este un peligro latente que están ayudando a estimular las plataformas de reventa que proliferan en estos tiempos en favor de la circularidad, muchas de ellas además especializadas en la compraventa de artículos de firmas de lujo. Algo que no inquieta en demasía a las grandes compañías del sector, que incluso las incentivan con colaboraciones o incluso entrando en su capital —véase el caso de Vestiaire Collective y Kering—, para lo que sin embargo no quita para que estén comenzando a adoptar ya medidas dirigidas a reforzar ese aura de “exclusividad” de sus colecciones y diseños más recientes. Una política sobre la que ha decidido profundizar firmemente la casa de modas Chanel.

Y es que la Maison parisina, uno de los máximos exponente del “savoir faire” de la moda francesa, ha decidido comenzar a limitar, a partir de este mismo mes de octubre, la venta de sus bolsos más populares: el “Classic Flap Bag” y el “Coco Handle”. Modelos cuya compra limitará a una unidad, respectivamente, por cliente al año, como parte de una nueva política que extenderá del mismo modo sobre una determinada selección de artículos en piel. Cuyas ventas en su caso limitará a no más de dos unidades del mismo modelo por cliente en un mismo año.

Aumentando precios y limitando la oferta

Esta medida viene a seguir a la que, con vistas al mismo objetivo, ha venido implementando la casa de modas francesa a lo largo de los últimos meses. Un tiempo para el que, tal y como adelantan desde el medio Hypebeast, Chanel no ha dudado en aumentar el precio de sus artículos con mayores demandas, y en especial el de unos bolsos como los señalados por los que los consumidores de todo el mundo no han cesado de mostrar su interés, y cuyo precio de venta Chanel ya ha elevado hasta tres veces a lo largo de este último año.

Lejos de ser un caso aislado, por esta misma política de aumento de precios y restricciones en el acceso a la venta han apostado igualmente, además de Chanel, otro buen número de casas de moda del sector lujo. Firmas entre las que encontramos a una Dior o a una Louis Vuitton que del mismo modo este último año han elevado el precio de algunos de sus modelos de bolsos más reclamados, o a la igualmente francesa Hermès. Casa que por su parte también se ha decidido a limitar el número de bolsos que un único cliente puede comprar, imponiendo el límite de que únicamente una misma persona pueda llegar a adquirir un mismo modelo dos veces en un mismo año.

Unas prácticas en busca de la imposición de la exclusividad de sus artículos a base de unos aumentos de precio y unos límites de compra que permitan limitar su accesibilidad entre una amplia mayoría, que vienen así a sumarse a las que, con mismo fin, las mismas casas vienen realizando de manera habitual, pero desde el campo del diseño. Donde ya es habitual que se busquen significar modelos concretos, modelándolos bajo el paraguas de alguna una colección cápsula o colaborativa en edición limitada, o incluso mediante la retirada de antiguos diseños al completo. Piezas que logran así dotarse de un carácter y de un valor único e irremplazable, similar al de una obra de arte.