Kering (Gucci) hunde su beneficio un 63,4 por ciento: “Ha sido el periodo más difícil al que nos hemos tenido que enfrentar”

Madrid – El holding empresarial de origen francés especializado en el sector del lujo Kering, matriz de firmas de moda tan conocidas como Gucci, Yves Saint Laurent, Bottega Veneta o Balenciaga, daba a conocer en el día de ayer sus resultados financieros relativos a los primeros seis meses de su actual ejercicio fiscal. Periodo que llegó fuertemente marcado por los efectos de esta pandemia por coronavirus, durante el cual la multinacional vio caer sus ingresos un -29,6 por ciento hasta los 5.378,3 millones de euros, frente a los 7.638,4 millones que llegaba a generar durante el mismo periodo del pasado año. Caída que se veía especialmente agravada durante el segundo trimestre, momento en el que las ventas del grupo llegaron a caer hasta un -43,5 por ciento frente a los resultados obtenidos el año anterior. Todo ello generando como resultado una bajada de su Ebitda durante este primer semestre de su actual ejercicio de un -40,4 por ciento, así como una acuciada caída de su beneficio neto. Partida que decrece un -63,4 por ciento, pasado de los 1.556,1 millones de 2019 a los apenas 569,3 millones de este primer semestre de 2020.

“Es justo decir que la primera mitad del 2020 ha sido el periodo más difícil al que nos hemos tenido que enfrentar”, declaraba sin titubeos François-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de Kering, a través de unas declaraciones difundidas por el propio Grupo empresarial, en las que aprovechaba para mostrar su solidaridad “con todos los que sufren esta situación”, así como su gratitud ante “la notable contribución de todos nuestros asociados”.

“Nuestros resultados de hoy”, añadía Pinault en clave económica, “destacan el alcance que los efectos de la pandemia ha provocado en nuestras operaciones. Y aún más importante, una capacidad de recuperación que valida nuestro modelo de negocio y respalda la confianza que tenemos en que saldremos fortalecidos de esta crisis”. “Entramos en 2020 en una posición particularmente sólida: con una escala global, con el atractivo y la agilidad de nuestras marcas, y con nuestros valores en sostenibilidad y responsabilidad, todos ellos activos clave para hacer frente al desgaste ocasionado por las circunstancias actuales”. Hecho que hace que “nuestra visión estratégica solo se haya visto reforzada por esta crisis, la cual, con el beneficio de contar con una sólida situación financiera y con una alta experiencia digital e innovadora, buscaremos implementar con determinación”.

Las ventas online, un canal refugio para el sector del lujo

Entre los indicadores económicos más destacados de este primer semestre para la compañía, a la caída de ese -29,6 por ciento en los ingresos consolidados del grupo, hasta los 5.378,3 millones de euros, se suma una bajada del -57,7 por ciento de su resultado operativo; una bajada del Ebitda de un -40,4 por ciento, hasta los 1.675 millones de euros; y esa caída de su beneficio neto recurrente del -63,4 por ciento, hasta los 569,3 millones de euros.

Por canales de distribución, las ventas directas de la compañía llegaron a caer un -30,9 por ciento y las de su área mayorista un -27 por ciento. Unos a todas luces malos resultados que ayudaban a mitigar el buen rendimiento que el grupo lograba experimentar en su canal online, donde las ventas se dispararon un +47,2 por ciento durante el primer semestre, impulsadas por un destacado aumento del +72,4 por ciento durante el segundo trimestre del año.

Gucci, una vez más, principal marca de Kering

En cuanto al comportamiento de sus principales casas de moda, Gucci vuelve, una vez más, a situarse como la principal firma del grupo por volumen de ingresos, generando un volumen de ventas totales durante este primer semestre por valor de 3.072,2 millones de euros, cifra que representa una bajada del -30,2 por ciento (en base comparable) frente a los 7.364,4 millones de 2019.

A la icónica firma italiana le siguen en importancia Yves Saint Laurent, con un volumen de ingresos que descendió un -30,6 por ciento hasta los 681,1 millones de euros; y Bottega Veneta, que baja únicamente un -9,5 por ciento, hasta los 503,1 millones de euros. Logrando generar el grupo entre el resto de sus firmas unos ingresos totales por valor de 919,1 millones, que reflejan una bajada del -25,8 por ciento frente a los 1.225,3 millones registrados en 2019.

Un 2020 perdido: la recuperación no compensarán las pérdidas del primer semestre

Frente a los malos resultados que Kering ha recogido durante este segundo trimestre y primer semestre de 2020, la multinacional observa unos primeros signos de recuperación a medida que han ido reabriendo sus tiendas, especialmente en las regiones de la China continental y en la de Asia y el Pacífico. Donde, de abril a junio, los ingresos del grupo se han ido recuperando de manera gradual, para después comenzar a hacer lo propio en otras zonas de Europa y de América.

“El grupo continúa implementado su estrategia enfocada a lograr incrementar las ventas en la misma tienda, al tiempo que asegura una expansión de su red comerciar de manera sostenible que permita hacer crecer a sus Casas de moda”. De igual modo, “también está invirtiendo de forma proactiva en el desarrollo de nuevas plataformas que permitan hacerlas crecer en los canales online, en omnicanalidad, en logística e infraestructuras IT, en el desarrollo de nuevas experiencias y en innovadoras tecnologías digitales”. Una “estrategia a largo plazo” que se está llevando a cabo en un contexto de “mucha incertidumbre” y “macroeconómicamente difícil” que sin embargo, aseguran desde Kering, “no amenazan los cimientos estructurales del Grupo ni los del sector del lujo en su conjunto”.

Siguiendo la postura por la que han optado las principales compañías y multinacionales del sector, esas mismas incertidumbres que señalaba Kering la llevan a tomar la decisión de no adelantar pronóstico alguno sobre el rendimiento de su negocio de cara al segundo semestre del año. Limitándose tan solo a señalar que “las pérdidas de ingresos experimentadas durante los primeros seis meses del año no se compensarán en el segundo semestre”. Para lo que la compañía ha decidido implementar “todas las medidas necesarias para ajustar sus costes”, sin tener que “recortar en los gastos e inversiones necesarias para proteger la posición en el mercado de sus Casas y salvaguardar su potencial de crecimiento y de recuperación a corto y medio plazo”.

Considerado uno de los principales agentes del sector de la moda lujo, Kering mantiene una destacable presencia en los sectores de la moda, artículos de piel, joyería y relojería, como matriz de firmas y casas como Gucci, Saint Laurent, Bottega Veneta, Balenciaga, Alexander McQueen, Brioni, Boucheron, Pomellato o Ulysse, así como de su división Kering Eyewear. Logrando entre todas ellas emplear, al cierre de su ejercicio de 2019, a cerca de 38.000 trabajadores y generar unos ingresos por valor de 15.900 millones de euros.

Photo Credits: Kering, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO