LVMH aligera su caída un -7 por ciento con sus firmas de moda volviendo a terreno positivo

Madrid – A la espera de conocer de qué manera se dilucidará la pugna judicial que la mantiene enfrentada a la firma de joyerías estadounidense Tiffany’s, el holding internacional francés especializado en bienes y artículos de lujo LVMH daba a conocer en el día de ayer sus resultados financieros respecto del tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2020. Periodo en el que la compañía, matriz de icónicas marcas comerciales de moda, joyería y bebidas espirituosas como Louis Vuitton, Christian Dior, Givenchy, Bvlgari, Dom Pérignon o Ruinart, registró una caída de sus ingresos del 7 por ciento. Cifra que a todas luces adelanta una abierta mejoría en la tendencia que venía experimentando el Grupo a lo largo de todo este ejercicio. Un efecto generado principalmente como consecuencia de esta pandemia por coronavirus, que ha conducido a la multinacional a acumular a lo largo de estos 9 primeros meses del año una caída del -21 por ciento respecto de sus ingresos del pasado año; los cuales han pasado de los 38.398 millones de euros registrados durante el mismo periodo de 9 meses de 2019, a un total por valor de 30.348 millones de euros.

“Los ingresos han caído un 7 por ciento en el tercer trimestre, lo que refleja una marcada mejoría en las tendencias en comparación con el primer semestre”, con un primer trimestre en el que sus ventas cayeron un -15 por ciento y especialmente un segundo trimestre en el que lo hicieron hasta un -38 por ciento. “Los alentadores signos de recuperación observados en junio sobre distintas áreas del Grupo”, añaden desde LVMH a través de un comunicado, “se confirmaron en este tercer trimestre sobre todas las regiones, especialmente en Estados Unidos y Asia, donde regresamos al crecimiento” durante este último tercer trimestre. Un alivio de las tendencias particularmente se observó sobre sus áreas de negocio de vinos y licores y de moda y marroquinería.

Crecimiento de un +12 por ciento de las firmas de moda de LVMH en el tercer trimestre

Prestando atención así al comportamiento que han venido reflejando cada uno de los departamentos en los que LVMH divide su actividad, como principal área de negocio, una vez más, vuelven a situarse las empresas de moda y marroquinería del Grupo. Que tras las continuas bajadas de los meses anteriores vuelven a registrar un crecimiento en positivo del +12 por ciento en este tercer trimestre frente a los datos registrados en 2019. Un más que considerable logro para LVMH, que sin embargo no impide que sus firmas de moda todavía acumulen una ligera caída, del -11 por ciento, en lo que llevamos de año.

Como resultado de esta evolución, las ventas totales de las casas de moda del grupo acumularon durante el tercer trimestre un valor total de 5.945 millones de euros. Lo que sumados a los 4.643 y los 3.346 millones de los trimestres anteriores, sitúan el volumen de ingresos total de su área de moda y marroquinería en los 13.934 millones de euros, frente a los 15.873 de 2019. Cifra a la que contribuyeron el “notable impulso” de firmas como Christian Dior y de otras casas de moda, destacándose de este tercer trimestre el de Fendi, Loewe y Celine.

LVMH aligera su caída un -7 por ciento con sus firmas de moda volviendo a terreno positivo

Mientras tanto, en cuanto a las demás líneas de negocio del grupo, en la de venta retail —donde se enmarcan sus intereses en la cadena DFS, en las galerías Le Bon Marché o los registros obtenidos de su cadena de perfumería y cosmética Sephora—, esta ha registrado una caída del -29 por ciento en este tercer trimestre, acumulando una bajada del -31 por ciento en los 9 primeros meses y un volumen de ventas totales por valor de 7.176 millones de euros. En sus negocios de vinos y licores, la bajada durante este tercer trimestre se redujo a apenas un -3 por ciento, acumulando en los 9 primeros meses una caída del -15 por ciento y una facturación de 3.349 millones de euros. Cerrando estas principales secciones de sus balance la de joyería y relojería, que volvió a registrar una caída del -14 por ciento, registrando un acumulado del -30 por ciento y un volumen de ventas totales por valor de 2.266 millones de euros.

Perspectivas para lo que resta de ejercicio fiscal

Al igual que ha hecho la multinacional francesa desde la irrupción de esta pandemia por coronavirus, desde LVMH se muestran reticentes a la hora de ofrecer cualquier tipo de perspectiva u orientación sobre el comportamiento que pueda registrar su modelo de negocio. Limitándose por ende a asegurar que “seguirá actuando con cautela”, fortaleciendo el control sobre sus costes y sobre sus inversiones.

En este capítulo entrarían su decisión de entrar a valorar, antes de finales de mes en el marco de una futura reunión de su consejo de administración, la posibilidad o no de aprobar el pago de un dividendo a cuenta para sus accionistas. Así como, de manera más destacada, el futuro incierto que planea sobre la operación de compra de Tiffany’s. Sobre la que desde LVMH se muestran firmes en su decisión de no culminar, pero para cuyo resultado, de no existir ningún tipo de acuerdo previo, deberemos de aguardar a la celebración del juicio que enfrente a ambas compañías, programado —tal y como adelantásemos en su día desde FashionUnited— para el próximo 5 de enero.

Photo Credits: LVMH, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO