Ralph Lauren entra en pérdidas tras una caída del 66 por ciento

Madrid – La compañía de moda estadounidense Ralph Lauren daba a conocer en el día de ayer sus resultados financieros relativos al primer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2020/2021. Periodo finalizado el pasado 27 de junio, durante el que las ventas de la multinacional cayeron un -66 por ciento, hasta los 487,5 millones de dólares, al tiempo que su beneficio bruto hacia lo propio un -62,13 por ciento, pasando de los 920,8 millones de 2019 hasta los actuales 348,7 millones de dólares. Cifras que conducían finalmente a la compañía a registrar unas pérdidas netas por valor de -127,7 millones de dólares, frente a los 117,1 millones de beneficio neto que registraba durante el mismo periodo del pasado año.

“Estamos viviendo un periodo de cambios increíbles, desde los relacionados con la devastadora propagación del Covid-19 en todo al mundo, hasta los que nos invitan a abordar el problema sistémico de la injusticia racial”, explicaba el propio Ralph Lauren, presidente ejecutivo y director creativo de la compañía, a través de un comunicado. “A pesar de todo ello”, añadía esta leyenda de la moda estadounidense, “seguimos enfocados en continuar construyendo un negocio que logre resistir el paso del tiempo, permaneciendo para ello fieles a lo que somos, mientras adoptamos las medidas necesarias que nos permitan continuar ofreciendo nuestro ideario como marca de cara a las próximas décadas”.

“Los últimos meses han significado un periodo de desafíos extraordinarios, pero también de agilidad y resilencia”, añadía por su parte Patrice Louvet, presidente y director ejecutivo de Ralph Lauren. “Nuestra actividad financiera a lo largo de este trimestre concentra el periodo de tres meses, de un impacto sin precedentes, como consecuencia de la propagación del Covid-19 por todas las regiones del mundo”. Un intervalo de tiempo que la compañía está “aprovechando para acelerar en áreas estratégicas, impulsar nuevos campos de crecimiento y realinear nuestros recursos económicos como consecuencia de esas decisiones”.

Caídas generalizadas en todos los mercados

Entrando en los detalles del comportamiento que ha experimentado la compañía en los distintos mercados, en Norteamérica, su mercado natal, las caída de ventas se incrementó hasta representar un -77 por ciento, generando como resultado un volumen por valor de 165,1 millones de dólares. Con una caída del -77 por ciento en sus tiendas físicas, de un -93 por ciento en el canal mayorista y con una subida del +3 por ciento en el canal online.

Menor fue sin embargo su caída en Asia, donde los ingresos de la multinacional cayeron un -34 por ciento, hasta los 171,9 millones de dólares. Consecuencia de una caída del -35 por ciento en sus tiendas físicas, que fue parcialmente compensada con un extraordinario rendimiento en el canal online, donde las ventas se dispararon un +68 por ciento.

En cuanto a Europa, que pasa a ocupar el puesto de tercer mercado en importancia para la compañía por volumen de negocio, las ventas cayeron un -67 por ciento, hasta los 120,7 millones de dólares. Con una caída del -75 por ciento en las tiendas físicas, del -71 por ciento en el canal mayorista y con una subida del +44 por ciento en el canal digital.

Emisión de 1.250 millones en bonos para asegurar su liquidez frente al coronavirus

Entre los demás aspectos más destacados que según la propia compañía han terminado perfilando este duro trimestre, desde Ralph Lauren remarcan principalmente el hecho de que la mayoría de las tiendas de sus principales mercados permanecieron cerradas como consecuencia del coronavirus una media de entre 8 y 10 semanas; generando como resultado este significativo impacto en sus cuentas. Todo ello al tiempo que el canal digital, al igual que ha ocurrido con la mayoría de las compañías del sector, lograba significarse disparando su volumen de ventas como alternativa de frente al canal físico.

Como resultado de la irrupción del siempre omnipresente coronavirus, la compañía ponían en marcha diferentes protocolos para salvaguardar la seguridad de sus clientes y empleados, especialmente en relación a una red comercial que actualmente, remarcan, se encuentra prácticamente operativa al 100 por cien en Norteamérica, Europa y Asia. Unas medidas de seguridad a las que la multinacional sumaba un plan de ajuste dirigido a reducir sus costes, entre el que incluía reducciones en las compensaciones económicas para su ejecutiva y en sus gastos operativos. Iniciativas dirigidas a garantizar la liquidez del Grupo frente a esta creciente incertidumbre, a las que sumaba una emisión de pagarés de 500 millones de dólares con vencimiento a 2 años al 1,7 por ciento, y una segunda emisión por valor de 750 millones al 2,95 por ciento y vencimiento a 10 años. Una medida con la que lograba sumar 1.250 millones de dólares a sus cuentas, de los que 475 ha destinado a hacer frente las obligaciones pendientes de su línea de crédito, planeando destinar lo restante a diferentes fines corporativos, entre ellos el abono de 300 millones de dólares de sus pagarás a 5 años y vencimiento el próximo 18 de agosto de este 2020.

Perspectivas inciertas para lo que resta de ejercicio

De cara a lo que resta de su actual ejercicio de 2020/2021, al igual que están haciendo el resto de multinacionales del sector Ralph Lauren se muestra precavida. Subrayando el hecho de que frente al “alto y continuo nivel de incertidumbre” provocado por el Covid-19, rechazan el poder ofrecer una perspectiva fiable sobre el comportamiento que experimentará la compañía a lo largo de este ejercicio. Adelantando únicamente que esperan que tanto los resultados del segundo trimestre como finalmente los de todo el año, se vean igualmente afectados de manera negativa a causa de la pandemia. Un hecho que intentarán mitigar en la manera de lo posible.

“Aunque el momento actual y el camino hacia la recuperación en cada mercado presentan muchas incertidumbres, incluidas las de unas potenciales segundas oleadas de brotes en varios mercados, hemos desarrollado distintos escenarios a través de los cuales planeamos poder volver a posicionar nuestra empresa sobre la senda del crecimiento y de la creación de valor de una manera segura”, afirman desde la compañía estadounidense.

Photo Credits: Ralph Lauren Corporation.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO