Richemont dispara sus ventas en China frente a una caída generalizada en el resto de mercados

Madrid – El grupo suizo Compagnie Financière Richemont, especializado en el sector del lujo y matriz de firmas de moda y de joyería como Chloé, Alaïa, Dunhill, Montblanc, Van Cleef&Arpels o Cartier, así como del grupo Yoox Net-A-Porter, ha dado a conocer esta misma mañana sus resultados financieros relativos al primer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2020. Periodo finalizado el pasado 30 de junio que se vio fuertemente afectado como consecuencia de esta pandemia por coronavirus, durante el que el grupo experimentó una acuciada caída generalizada por regiones, canales de distribución y áreas de negocio, del -47 por ciento sobre su volumen de ventas. Cuyo registro pasa de los 3.740 millones obtenidos en 2019, hasta un total por valor 1.993 millones de euros, y todo ello a pesar del extraordinario rendimiento que la compañía ha empezado nuevamente a experimentar en China. Región en la que las ventas volvieron a registrar unas fuertes subidas de hasta el +49 por ciento.

“Durante este trimestre las operaciones y el balance económico del grupo se vieron fuertemente afectados por el Covid-19”, explica la propia multinacional suiza mediante un comunicado. “Las ventas se contrajeron significativamente en todas las regiones, canales y áreas de negocio, a pesar del aumento del 49 por ciento experimentado en China”. Una caída en cuyo origen se sitúa “la interrupción sin precedentes y los cierres temporales generalizados” que ha traído consigo esta pandemia, que ha afectado a los negocios de la multinacional de distinta manera en cada región, en función de factores como “la duración de los cierres, la dependencia al turismo o la sensación de ‘confianza’ de sus mercados internos”.

Sus casas de moda, el capítulo menos rentable de su portafolio

Entrando en los detalles de cada una de las principales áreas de negocio que integran a la multinacional, la de joyería sigue constituyéndose como su principal fuente de ingresos, registrando un volumen de ingresos por valor de 1.083 millones de euros, a pesar de experimentar una caída del -41 por ciento. Le siguen en importancia sus firmas de relojería, con ventas por valor de 359 millones de euros y una caída del -56 por ciento. Sus compañías de distribución online, Watchfinder&Co y el grupo Yoox Net-A-Porter, con las que ha logrado generar unas ventas por valor de 356 millones de euros tras una caída del .42 por ciento. Y en último lugar sus firmas de moda, con las que experimenta la mayor de las caídas de todas sus áreas de negocio, -59 por ciento, y con las únicamente logra generar en su conjunto unas ventas totales por valor de 204 millones de euros.

Atendiendo ahora a su comportamiento por mercados, las principales caídas se registraron en Japón (-64 por ciento), seguida de América (-61 por ciento), Europa (-59 por ciento), Oriente Medio y África (-38 por ciento) y Asia-Pacífico (-29 por ciento). Región que una vez más se convierte en el primer nicho de mercado para la multinacional suiza, generando en ella sola 1.013 millones del total de sus ventas del presente trimestre, frente a cifras como los 436 millones que generaba en Europa durante el mismo periodo, los 277 millones de América, los 155 millones de Oriente Medio y África o los 112 millones de Japón.

En cuanto a sus canales de distribución, las ventas en el área retail bajaron un -43 por ciento, hasta los 1.052 millones de euros; en el mayorista un -65 por ciento, hasta los 435 millones de euros; y en el canal online únicamente un -22 por ciento, hasta los 506 millones de euros. Valor que las lleva a pasar de representar un 2 al 8 por ciento respecto de los ingresos totales de la multinacional.

China, mercado refugio para Richemont

A pesar de estos datos ofrecidos a nivel general, desde la multinacional hacen mención especial a las circunstancias que la envuelven en relación al mercado Chino. En el que, pese a las caídas generalizadas en el resto de regiones, logró experimentar un crecimiento de las ventas online de tres dígitos y un aumento en su área de retail “muy fuerte”, impulsada por una clientela local que no podía realizar sus compras en el extranjero.

Unos hechos que terminaron reflejándose en esa subida del +49 por ciento, que ha sido todavía más aducida en el área de joyería. Donde precisamente el grupo logra registrar esa caída media del -41 por ciento, por debajo del -47 por ciento de bajada media total de sus ventas, y que en el caso concreto de China se ha traducido en unas ventas de joyería que se han disparado hasta un increíble 68 por ciento durante este último trimestre.

Photo Credits: Chloé, página oficial de Facebook.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO