• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Zalando hunde sus previsiones ante el deterioro de la situación económica

Zalando hunde sus previsiones ante el deterioro de la situación económica

Por Jaime Martinez

24 jun 2022

Empresas

Photo Credits: Zalando, oficinas centrales en Berlín. Fotografía de archivo.

Después de un cierre de ejercicio de 2021 en el que ya alertaban de la “alta volatilidad” que estimaban para el año fiscal de 2022, y de un primer trimestre de este mismo ejercicio en el que anunciaban un primer ajuste, a la baja, de sus previsiones para todo el año, la multinacional de la moda y pure player digital europeo Zalando ha lanzado su segundo “profit warning” en menos de dos meses. Una nueva advertencia a analistas e inversores sobre sus estimaciones para este ejercicio de 2022, que desde la popular plataforma online especializada en moda y en artículos de lifestyle lanzan ante el agravamiento del deterioro de las condiciones macroeconómicas, así como frente a la caída de la confianza de los consumidores europeos.

A la espera de poder conocer los totales de sus cuentas relativas al periodo del segundo trimestre de su actual ejercicio fiscal, balances que la multinacional europea dará a conocer el próximo 4 de agosto, desde Zalando empiezan por advertir que los resultados dejarán a la compañía en el terreno de la rentabilidad, pero en una posición más débil de la esperada. Siendo este el primero de los efectos que esperan experimentar sobre sus cuentas como consecuencia de esa caída de la confianza de los consumidores y de ese deterioro de la economía en términos macroeconómicos. Dos factores que si bien a principios de mayo les llevaban a lanzar un primer “profit warning” y a ajustarse a la parte baja de las previsiones que manejaban por entonces, esperaban que pudieran comenzar a mostrar los primeros signos de recuperación en el corto plazo. Una realidad que al final parece que no se está dando, en lo que desde la dirección de Zalando perciben como un efecto de unos desafíos macroeconómicos más duraderos e intensos de lo previsto inicialmente, en lo que prevén que pueda empezar ya a corregirse y a trasladarse a una mejora significativa de su rentabilidad para la segunda mitad del ejercicio de 2022. Todo ello, después de un segundo trimestre para el que están comprobando que las condiciones macroeconómicas han seguido deteriorándose, mientras la confianza de los consumidores europeos igualmente ha seguido hundiéndose durante el mes de junio.

“Si bien este nuevo entorno está generando un impacto negativo en nuestro comportamiento financiero, nuestra estrategia y objetivos a largo plazo no han cambiado”, entraba a valorar Robert Gentz, uno de los dos codirectores ejecutivos de la compañía europea. “Nuestra visión sigue pasando por convertirnos en el punto de partida de la moda en Europa”, y para alcanzar ese objetivo “hay muchas oportunidades sin explotar en el mercado de la moda que podemos atrapar”, al tiempo que “seguimos comprometidos en cambiar la industria para mejor”. “Al impulsar una mayor eficiencia en toda la empresa e invertir selectivamente a lo largo de este ciclo, estaremos aún mejor posicionados a largo plazo para ejecutar nuestra estrategia”. “Estamos aceptando los desafíos y adaptándonos para emerger más fuertes”.

Contracción de hasta el -3 por ciento de las ventas

Siguiendo en esta línea con lo anunciado por la propia compañía tras la presentación de sus resultados del primer trimestre, desde Zalando han puesto ya en marcha una batería de medidas dirigidas a optimizar sus operaciones y recursos para, en suma, gracias a ellas lograr esa mejora significativa de su rentabilidad durante el segundo semestre de este ejercicio de 2022. Explicando a este respecto que las primeras medidas clave de optimización se han empezado a implementar ya con éxito en este segundo trimestre del año, incluidas a este respecto una reducción de sus inversiones en marketing para aumentar el rendimiento de las inversiones, un ajuste de las inversiones en infraestructuras logísticas, o la implantación de un pedido mínimo en 15 nuevos mercados.

Con esta serie de iniciativas ya puestas en marcha, en el aspecto financiero desde Zalando esperan que para el segundo trimestre del año el crecimiento del volumen bruto de mercancías (GMV), el aumento de sus ventas y su Ebit ajustado, terminen posicionándose por debajo de las estimaciones de los analistas, que la compañía situaba, al 31 de mayo, en términos de un aumento del +5 por ciento del GMV, del +1,5 por ciento de las ventas y en un EBit ajustado de 104 millones de euros.

Mientras tanto, en términos ya anuales, y estimando que ese repunte de la confianza de los consumidores no se producirá en el corto plazo, desde Zalando esperan ahora cerrar el año con un crecimiento del volumen bruto de mercancías (GMV) de entre un +3 y un +7 por ciento, hasta entre los 14.800 y los 15.300 millones de euros, frente al crecimiento de un +16 por ciento que valoraban hace menos de dos meses. Mientras que en cuanto a su facturación esperan que sus ventas se mantengan planas o que incluso se contraigan en la horquilla de entre un 0 y un -3 por ciento, hasta entre los 10.400 y los 10.700 millones de euros, frente al crecimiento de entre el +12 y el +19 por ciento que valoraban a comienzos de mayo. Terminando ya con un Ebit ajustado que ahora sitúan entre los 180 y los 260 millones de euros, frente a la horquilla de entre 430 y 510 millones de euros de sus anteriores previsiones, y con unas inversiones de Capex que se van a contraer como respuesta a esa optimización que van a llevar a cabo sobre su modelo de negocio, pasando de unas inversiones de entre los 400 y 500 millones de euros, a unos gastos que rondarán la horquilla de entre los 350 y los 400 millones de euros.

También te puede interesar: