¿Hacia dónde está caminando la moda en México?

Las tendencias globales, el cambio en los consumidores, el poder adquisitivo de las nuevas generaciones y el impacto ambiental son algunos de los factores que empujan a una transformación necesaria en todas las industrias. La moda es una de las que más está viendo este cambio en todas sus facetas, desde la producción de las prendas, hasta su estrategia de retail.

Rosalina Villanueva, experta de la consultora de tendencias WGSN, conversó con FashionUnited sobre el papel evolutivo del comercio en línea, las experiencias en retail, la conciencia ecológica en marcas y consumidores y la disminución de poder adquisitivo de las nuevas generaciones.

El comercio minorista es uno que no deja de evolucionar, en la última década ha transformado su manera de acercarse al consumidor, de facilitar las compras y aprovechar la economía digital. Al respecto, Rosalina explica que en los últimos años los minoristas más grandes en México se han preparado para el cambio digital con nuevas estrategias para enfrentar a los competidores que nacieron en el mundo digital, como Amazon. Los retailers mexicanos que han apostado por adoptar una estrategia digital se han visto favorecidos, ya que de acuerdo con la experta, las firmas que incursionan en el mundo online en México ven crecimientos de hasta el 50% en ventas.

“Inditex fue uno de los primeros en hacerlo y hacerlo bien en México (octubre 2014), facilitando la idea de recoger en tienda. El comercio online todavía es una plataforma de prueba y error pero los errores se pueden resolver de una manera más precisa, pues hay maneras más rápidas de acción con los datos que envían la misma red de compra y página web”, comentó Rosalina en entrevista.

Uno de los minoristas mexicanos que el año pasado implementó una estrategia digital fue Coppel, con la cual busca remodelar sus tiendas y abrir un nuevo centro de distribución en Texcoco, Estado de México. Las nuevas tiendas presentarán una redistribución con un diseño más limpio, más espacio, tabletas electrónicas y una barra en donde se promocione el canal digital y descarga de apps. La cadena con más de 1,400 tiendas ya ha instalado wifi en todas ellas y kioskos digitales en lo que logra la remodelación completa de todos los puntos de venta.

La transformación digital del retail en México tiene un gran potencial debido a que según datos del INEGI de 2017, 71.3 millones de mexicanos tienen acceso a internet. No obstante, aunque el número de consumidores posibles está en aumento, las tiendas físicas no dejan de ser un gran atractivo para los consumidores, solo que la experiencia de venta en tienda también es una que se está modificando. La razón práctica de ir a comprar ya no es el principal motivador, las personas van por la experiencia que la tienda les ofrece, más allá de los objetos que puedan obtener. Por ejemplo, la experta de WGSN explica que la mayoría de los centros comerciales nuevos tienen espacios al aire libre y han optado por tener mejores opciones de comida. “La nueva tienda de Palacio de Hierro en Polanco hizo toda una modificación justo adelantándose a esta búsqueda por experiencias, con pequeños espacios “shop to shop” y una zona gourmet que entretiene a cualquier foodie. Al mismo tiempo transformó su tienda icónica en una caminata bastante fácil de caminar y disfrutar”, explicó.

El aumento de la moda sostenible

Villanueva cuenta a FashionUnited que la moda con conciencia ecológica Es una tendencia que se está apreciando cada vez más. “La tendencia no termina en moda con conciencia ecológica sino va un poco más allá. El reciente "Millennial CSR Study" de Cone halló que nueve de cada 10 millennials cambiarían de marca por una que se asocie con alguna causa en la que crean. La causa puede ser ecológica, social o política por mencionar algunas”, aclara.

De la mano con lo anterior, la consultora explica que la preocupación del consumidor en este sentido es que se cuiden los recursos y el agua, que se utilicen materiales que no contaminen o que sean reutilizables , que se den segundos ciclos para la ropa y que las empresas tengan procesos limpios y socialmente responsables.

Un ejemplo de este cambio en el consumidor es el aumento en el consumo de ropa rentada, lo cual no solía tener cabida en el mercado mexicano y que últimamente está convirtiéndose en un fenómeno en crecimiento. “Cada vez veo más tiendas que hacen uso de este recurso y las personas lo toman como una buena alternativa, no hace más sentido tener vestidos o ropa que solo usarás una vez en tu armario, es poco responsable,” cuenta la experta. Al respecto, añade que no es solo por un tema de sostenibilidad, sino que también responde a que los sueldos de las nuevas generaciones son menores que los de las anteriores, en particular a la de los llamados baby boomers.

Este cambio de percepciones también ha modificado las prioridades de los consumidores, quienes están decidiendo gastar sus ingresos en experiencias, como viajes, por encima de bienes materiales, como lo es la moda. “Los millennials van envejeciendo y las marcas necesitan encontrar el punto justo entre precio y experiencia para ellos, al tiempo que desarrollan estrategias para que sus productos sean más accesibles para los consumidores que no tienen tanto dinero”. Un ejemplo de este tipo de fenómenos es el de Rent de Runway, que además implementa el modelo de ingresos compartidos al ofrecer a las marcas la opción de recibir una cuota por cada transacción de alquiler.

Lo anterior va de la mano con la creciente economía circular en la moda, misma que cada vez más marcas están implementando en México. Rosalina pone como ejemplo en el país a la marca Levis como líder mundial en tener una circularidad en sus procesos de lavados y manufactura, asimismo destaca que firmas como H&M e Inditex tienen programas de reciclaje en México, que es un buen primer paso hacia la sustentabilidad. En el país existen marcas pequeñas que están dando pie a productos más sostenibles como Tormenta, Merma Negra, BSCSMX, The Pack, Amor y Rosas, Someone Somewhere, Bamboo life y Coeur. Este tipo de etiquetas suman al creciente interés del mercado por el consumo de bienes nacionales, lo que ha dado pie a que también aumenten otro tipo de plataformas de ventas como los bazares, como La Mirilla en Guadalajara, la Lonja Mercantil y Tráfico Bazar, en Ciudad de México; o bien proyectos como Albergue Transitorio que, de acuerdo con la experta, permite a marcas locales a tener un espacio con mayor curaduría y atemporalidad; o Thrift Shop Mex que consiste en un proyecto en Monterrey que intenta vender e intercambiar ropa en un evento con música.

Photo credit: Pixabay
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO