• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Nike reinventa “la segunda mano” con un programa piloto (y pionero) de zapatillas usadas

Nike reinventa “la segunda mano” con un programa piloto (y pionero) de zapatillas usadas

Por Jaime Martinez

14 de abril de 2021

Moda

Photo Credits: Cortesía de Nike

Madrid – Podríamos decir que se trata de un programa de recogida de zapatillas usadas y desgastadas, pero lo cierto es que no termina de serlo. Hasta incluso podríamos definirlo como una manera de impulsar todavía más el creciente volumen de ventas en el canal online, o como una reinvención de los nuevos modelos de negocio vinculados al alquiler de prendas y a la moda de segunda mano. Pero partiendo de cualquier de estas ideas, ya conocidas y puestas en práctica por diferentes grupos vinculados al ámbito de la moda y el textil, no lograríamos aproximarnos ni de lejos a las características propias a las que responde el nuevo programa piloto puesto en marcha por la multinacional estadounidense de prendas y de material deportivo Nike. Desde donde acaban de poner en funcionamiento “Nike Refurbished”, un pionero programa con el que, y eso sí está claro, la compañía logra dar un salto de gigante en su compromiso por avanzar hacia un nuevo modelo de negocio plenamente circular.

Disponible en este primera fase de su lanzamiento en un número reducido de 15 tiendas de Nike ubicadas en los Estados Unidos, pero con la promesa de la compañía de continuar escalando el programa a lo largo de todo este año hacia un mayor número de tiendas, y quién sabe si mercados, el nuevo programa permite extender la vida útil de todas las zapatillas de Nike que cualquier cliente devuelva dentro de un periodo de gracia de 60 días. Algo que no dejaría de resultar como una extensión de la política de devoluciones de la compañía, sino fuera por el hecho de que desde Nike también aceptarán la devolución de zapatillas usadas. Las cuales serán reparadas por los propios equipos de la multinacional, para desde ahí pasar nuevamente a ponerse a la venta, eso sí a un precio rebajado.

Del “periodo de devolución” a un “periodo de uso” de 60 días

Entrando ya a averiguar el funcionamiento de este nuevo programa, desde Nike explican que cualquier cliente de Nike podrá devolver las zapatillas que haya adquirido dentro de un periodo de devoluciones de 60 días. Una vez realizada la devolución, cada par de zapatillas será inspeccionado por los propios equipos de Nike, que clasificarán la devolución dentro de un total de 3 categorías: “como nuevo”, con los modelos que no muestren desperfectos y que hayan sido quizás usados durante uno o dos días antes de ser devueltos; “ligeramente usados”, en el caso de mostrar huellas de un uso superior; y como “con fallos estéticos”, en el caso de que los modelos no muestren señales de desgaste, pero sí ligeras imperfecciones como manchas, decoloraciones o marcas.

Una vez completada de este modo la devolución, los modelos pasarán a ser reacondicionados por las manos de los profesionales de Nike. Quienes se encargarán de reparar cualquier desperfecto que muestre la zapatilla y de su limpieza con el objetivo de dejarlas en el mejor estado posible, para finalmente, y una vez ya restauradas, regresar nuevamente a una tienda de Nike. Establecimientos en los que los modelos devueltos pasarán a ponerse a la venta a un precio rebajado, el cual vendrá determinado en función del tipo de calzado y del estado en el que se encuentre. Una información que pasará a estar accesible con el simple escaneo del código QR que mostrarán cada una de las cajas que servirán de empaquetado para todo los modelos devueltos e integrados en el programa “Nike Refurbished”. Los cuales, subrayan desde Nike, también dispondrán de un periodo de prueba de 60 días dentro de los cuales los clientes podrán llevar a cabo su devolución.

“Si no es lo que necesita uno de nuestros clientes, puede devolverlo”, apuntan desde la multinacional deportiva. Desde donde invitan nuevamente a sus clientes a que “aporten su granito de arena” y “ayuden a mantener alejadas de los vertederos” a sus zapatillas viejas, optando por “donar o reciclar” aquellos modelos que ya no usen.

De la devolución a la donación y por último el reciclaje

Junto a esta medida a favor de la plena circularidad, la compañía también se ha encargado de apuntar que todas aquellas zapatillas viejas que se le devuelvan, pero que no sean aptas para formar parte de este programa “Refurbished”, serán donadas a una organización local con fines sociales. Mientras que en el caso de que los modelos en cuestión hayan llegado al final de su vida útil, pasarán a ser reciclados mediante su patentado sistema “Nike Grind”, a través del que se encarga de dar forma a nuevos artículos y materiales destinados al mundo deportivo.

“Los productos devueltos que no llegan a ‘Nike Refurbished’ también tienen la oportunidad de lograr tener una segunda vida”, apuntan desde la compañía norteamericana. Desde donde explican cómo “trabajamos en estrecha colaboración con asociaciones locales a las que donamos calzado poco usado”, mientras que llegado el caso de que “realmente se encuentren al final de su vida útil, los reciclamos como parte de nuestro patentado sistema ‘Nike Grind’”.