La icónica boutique de Cartier en Masaryk está de regreso

Después de cerca de un año de renovaciones, Cartier celebra la reapertura de su boutique insignia en la Ciudad de México, ubicada en la avenida Presidente Masaryk, considerada el corredor de lujo por excelencia en la ciudad. Con esta renovación no solo se trata de la boutique principal del país, sino que es la más grande de América Latina.

Cartier llegó a la Ciudad de México desde 1973 con una boutique en la Zona Rosa, la zona más lujosa de México en ese entonces. En 1990 se mudó a la zona de Polanco en la Av. Masaryk y en 2002 se movieron nuevamente dentro de la misma avenida a una gran casa catalogada con una fachada histórica, en la cual ha permanecido desde entonces, siendo una de las boutiques simbólicas de esta avenida. El año pasado cerraron sus puertas para llevar a cabo una renovación completa que desvelaron en diciembre y en febrero celebraron con la reapertura oficial.

La icónica boutique de Cartier en Masaryk está de regreso

“La capital mexicana es ahora más cosmopolita que nunca; convirtiéndose en el escenario de una vibrante escena cultural y artística. La nueva boutique Cartier Masaryk resuena con esta siempre cambiante metrópoli, al mismo tiempo que despliega un nuevo concepto en retail que crea un diálogo entre la cultura mexicana – tan rica, colorida y llena de creatividad – con el icónico estilo parisino de Cartier. Le invitamos a descubrir la nueva Maison Cartier en la Ciudad de México”, expresó Bruno Carraz, Latin America Regional Director de Cartier a través de un comunicado.

La Maison Cartier está cubierta con tonos bronce y dorado, lujosos textiles y llamativos candelabros, exaltando la herencia francesa de la firma. Espejos rodean la escalera de mármol que es protagónica de esta residencia y que lleva a los visitantes a los salones temáticos que se acaban de inaugurar.

La icónica boutique de Cartier en Masaryk está de regreso

Los detalles que hablan sobre la fusión de culturas mexicana y francesa también se ven en el espacio a través del arte. En la maison se encuentran piezas realizadas por la diseñadora textil Marisol Centeno y el pintor francés Jean-Philippe Delhomme, quienes se inspiraron en dos leyendas mexicanas: las danzas tradicionales y la icónica figura de María Félix. En el caso de Centeno, la diseñadora creó la instalación Chichiní realizada con fibras naturales, cintas de tejidos calados e hilos metálicos, la cual rinde tributo a la ceremonia tradicional de la Danza de los Guaguas, originaria de Papantla, Veracruz.

Con dedicatoria a “La Doña”

Uno de los conceptos que envolvió esta nueva faceta de la boutique fue el de celebrar a una de sus clientas y embajadoras mexicanas más destacada: María Félix. La maison realizó múltiples joyas personalizadas para La Doña, algunas que incluso han sido parte de muestras museísticas, como la que se realizó en el Palacio de Bellas Artes en 1999.

La icónica boutique de Cartier en Masaryk está de regreso

Ahora, Cartier la homenajea con un salón exclusivo que lleva su nombre. En el salón María Félix tanto la decoración como las piezas exhibidas reflejan el estilo con el que la actriz mexicana se dio a conocer.

El artista reconocido por sus ilustraciones de moda, Jean-Philippe Delhomme, realizó un retrato de María Félix que está exhibido en este salón. En la pintura, la actriz luce una de las piezas que la maison realizó en exclusiva para ella: el legendario collar de cocodrilos. El collar está inspirado en la mascota de La Doña que se convirtió en 1975 en una joya de oro amarillo, con 1,066 esmeraldas y 1,023 diamantes amarillos.

Photo Credit: Courtesy Cartier

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO