• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Boohoo agrava su crisis hundiendo sus ventas un -8 por ciento

Boohoo agrava su crisis hundiendo sus ventas un -8 por ciento

Por Jaime Martinez

16 jun 2022

Empresas

Photo Credits: PrettyLittleThing, una de las minoristas del portafolio comercial de Boohoo Group. Fotografía de archivo.

La multinacional británica y líder del e-commerce Boohoo Group, compañía enfocada al público joven matriz de un amplio y diversificado portafolio de marcas comerciales, entre las que se incluyen tanto su firma y plataforma de moda online homónimas, como nombres tan populares como Karen Millen, Coast, Debenhams o las icónicas firmas de moda británica Dorothy Perkins, Wallis y Burton —adquiridas a comienzos de 2021 en el marco del proceso de liquidación del Grupo Arcadia—, acaba de ofrecer una última actualización sobre sus cuentas, relativa al primer trimestre de su nuevo ejercicio fiscal de 2022/2023. Periodo de tres meses finalizado el pasado 31 de mayo, durante el que la compañía experimentó una aguda contracción de su volumen de ventas. Una caída que llega tras un último ejercicio de 2021 que la compañía llegó a cerrar en unas pérdidas netas por valor de -4 millones de libras, frente a los beneficios netos de hasta 93,4 millones de libras con los que cerraba el ejercicio de 2020.

A la espera de poder conocer en detalle sus cuentas con la publicación, el próximo 28 de septiembre, de su informe semestral concerniente a esta primera mitad de ejercicio, hoy Boohoo ha informado que durante los tres primeros meses del año la compañía genero unas ventas totales por valor de 445,7 millones de libras, unos 518,9 millones de euros al cambio actual. Una cifra que se sitúa un -8,31 por ciento por detrás de los 486,1 millones de libras en ventas que el Grupo británico llegó a generar durante el mismo periodo de 2021. Caída que como destacábamos deja a la multinacional británica de la moda online en una situación delicada tras un mal cierre de ejercicio de 2021 cuyos efectos persisten en este arranque de 2022, en lo que desde la compañía británica tratan de justificar como un normal ajuste sobre su modelo de negocio a medida que comienza a reactivarse el canal físico con el levantamiento de las últimas restricciones impuestas a cuenta de la pandemia por coronavirus a lo largo de estos dos últimos años.

En este sentido, desde la misma Boohoo Group no dudan en remarcar como, a pesar de la caída con respecto al mismo periodo del pasado año, las ventas en este arranque de ejercicio se mantienen un +21,18 por ciento por encima de los 367,8 millones de libras en las que se situaban en 2020; así como igualmente un +75,27 por ciento por encima de los 254,3 millones de libras del mismo primer trimestre de 2019. Una marcada tendencia hacia el crecimiento que ahora efectivamente parece venir a ajustarse, en un golpe que faltaría por ver en qué términos termina traduciéndose sobre el capítulo de beneficios de la compañía británica. Apuntando ahora a este respecto únicamente a que el margen bruto de la compañía para el trimestre se ha situado en el 52,8 por ciento, frente al 55 por ciento de 2021, el 55,6 por ciento de 2020 y el 55 por ciento del mismo periodo de 2019.

Batería de medidas para optimizar operaciones y costes

En respuesta a este ajuste que está experimentando la multinacional británica, ya al cierre de su último ejercicio de 2021 desde la dirección de Boohoo Group adelantaban la batería de medidas que la compañía había empezado ya a poner en práctica, con vistas tanto a mejorar su competitividad como a acelerar su internacionalización y optimizar el coste de sus operaciones. Iniciativas que defienden ahora que han comenzado ya a verse reflejadas de manera positiva en la operatividad de la compañía, en lo que no ha dudado en salir a celebrar John Lytte, director ejecutivo de Boohoo Group.

“Estoy satisfecho con el progreso que estamos logrando sobre nuestras prioridades estratégicas, en lo que ya está teniendo un impacto significativo operativamente dentro de nuestro modelo de negocio”, trata de destacar Lytte a lo largo de unas declaraciones difundidas desde la propia multinacional británica del e-commerce. A este respecto, “hemos visto señales prometedores en el desempeño de las ventas del Grupo en Reino Unido, que han mejorado mes a mes dentro del trimestre, mientras miramos hacia nuestra temporada comercial clave de verano a medida que aumentan ya las vacaciones y los clientes buscan la última moda de todas nuestras marcas”.

Unas buenas primeras indicaciones, al parecer, las que estarían así pues dejando la implementación de las iniciativas puestas en marcha por la compañía, para las que ya “de cara al futuro, continuaremos enfocándonos en optimizar tanto nuestro comportamiento financiero como operativo”, con el fin de con ello, añade Lytte, “garantizar que la empresa esté bien posicionada para aprovechar futuras oportunidades de crecimiento”.

Caída de las ventas del -28 por ciento en Estados Unidos

Analizando el comportamiento experimentado por Boohoo Group a lo largo de este arranque de 2022, por mercados, el Reino Unido sigue posicionándose como el principal nicho de negocio de la multinacional, reuniendo unas ventas totales por valor de 272,1 millones de libras, unos 316,79 millones de euros al cambio actual. Una cifra que, a pesar de ese crecimiento constante que habrían experimentado mes tras mes según Lytte, termina situándose un -1 por ciento por detrás de las ventas por 274,6 millones de libras de hace un año.

Siguiendo esta tendencia, a la baja, las ventas en los Estados Unidos, el segundo mayor mercado de Boohoo, experimentaron una caída del -28 por ciento, pasando de los 131,9 a los 95 millones de libras. Mientras que en los países europeos la caída fue del -9 por ciento, desde los 54,4 a los 49,6 millones de libras. Mostrándose en este sentido como único dato positivo, el que en la suma del resto de mercado del mundo Boohoo consiguió elevar sus ventas un +15 por ciento, pasando de reunir un total por valor de 25,2 millones a unos 29 millones de libras.

Frente a un panorama marcado por la inflación y los efectos de la pandemia

De cara nuevamente a lo que queda de ejercicio, desde Boohoo añaden que su guía de previsiones para lo que resta de este nuevo ejercicio fiscal de 2022, que finalizará el próximo 28 de febrero de 2023, permanece sin cambios a lo anunciado el pasado mes de mayo.

De este modo, desde la multinacional británica del e-commerce se confirman en sus previsiones de llegar a cerrar el ejercicio con un aumento de las ventas en el índice de un solo dígito positivo de rango bajo. Previendo para ello un regreso al crecimiento en este segundo trimestre, cuya tasa estiman que mejore durante la segunda mitad del año, a medida que el Grupo incremente su rentabilidad y se normaliza la demanda de los consumidores. Estimando así pues que el Ebitda ajustado del Grupo termine situándose en el rango del 4 al 7 por ciento para finales de año, como respuesta al complejo panorama al que deberá de seguir tratando de hacer frente la compañía, a medida que igualmente trata de poner en marcha aquellas iniciativas e inversiones que le permitan seguir aumentando su competitividad.

“El Grupo continúa viéndose afectado por factores inflacionistas y relacionados con la pandemia que afectan negativamente a los costes dentro de su cadena de suministros y a su competitividad internacional”, alertan desde Boohoo. Riesgos que no obstante, valoran, se verán “compensados en cierta medida por los beneficios financieros de nuestras iniciativas estratégicas y por el apalancamientos de nuestros gastos generales”.

También te puede interesar: