• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Boohoo sella la liquidación de Arcadia: se hace con Dorothy Perkins, Wallis y Burton por 25 millones de libras

Empresas

Boohoo sella la liquidación de Arcadia: se hace con Dorothy Perkins, Wallis y Burton por 25 millones de libras

Por Jaime Martinez

8 de febrero de 2021

Madrid – Tras haber logrado sellar, hace escasamente unas semanas, la adquisición de los grandes almacenes Debenhams, la compañía británica Boohoo Group, empresa fundada en la ciudad de Manchester en el año 2006 y especializada en la venta de artículos de moda y de belleza a través del canal online, acaba de confirmar haber alcanzado un acuerdo con los administradores de Arcadia —en concurso de acreedores desde el pasado mes de diciembre de 2020— para la adquisición de las marcas Dorothy Perkins, Wallis y Burton. Operación por la que la compañía británica abonará un total de 25,2 millones de libras en efectivo, unos 28,72 millones de euros, a cambio de hacerse con todos los derechos sobre las tres marcas y con todos sus activos digitales vinculados a su negocio online.

Del acuerdo de compra, que la compañía espera poder completar mañana mismo, 9 de febrero, han quedado fuera todas obligaciones, deudas y activos vinculadas al canal físico de las tres cadenas. Cuyas tiendas se verán así obligadas a tener que cerrar sus puertas definitivamente, al tiempo que sus empleados pasarán a perder sus puestos de trabajo. Todo ello como resultado de unos términos de adquisición similares a los que el propio Grupo Boohoo planteó para la compra de Debenhams (12.000 trabajadores), así como a los que Asos de forma pareja estableció para la adquisición de las cadenas Topshop, Topman, Miss Selfridge y HIIT, igualmente pertenecientes al portafolio de marcas de Arcadia. Cuyo actual proceso de liquidación parece que conducirá irremediablemente al despido de una amplia mayoría de los cerca de 13.000 trabajadores con los que llegaba a contar la compañía británica en el momento de declararse en quiebra.

“Estamos encantados de anunciar la adquisición de todos los activos asociados con los negocios online de las tres asentadas marcas Burton, Dorothy Perkins y Wallis”, manifestaba John Lyttle, director ejecutivo de Boohoo, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia compañía británica. “La adquisición de estas conocidas marcas de moda británica declaradas en quiebra garantiza que pueda mantenerse su legado, mientras que nuestra inversión se dirigirá a transformarlas en marcas que se ajusten al entorno actual del mercado”. “Contamos con una historia repleta de éxitos en la integración de marcas de moda británicas de larga tradición en nuestra plataforma multimarca, y estamos deseando poder incorporar estas nuevas marcas”.

“Esta supone una gran adquisición para el Grupo”, añadía por su parte Mahmud Kamani, presidente ejecutivo de Boohoo, “ya que ampliamos nuestra participación en el mercado abriéndonos a un grupo demográfico mucho más amplio”, que permitirá a la compañía “capitalizar nuevas oportunidades de crecimiento a medida que más y más clientes comiencen a realizar sus compras en el canal online”. Como resultado, “seguimos ampliando nuestra cartera de marcas y nuestra base de clientes” y “fortaleciendo nuestra posición como líderes en el comercio electrónico global de moda”.

Una operación sobre los negocios online de la que quedan fuera las tiendas físicas y los acuerdos de licencia de las tres cadenas

Una vez formalizada la compra, las operaciones de Dorothy Perkins, Wallis y Burton continuarán llevándose a cabo como hasta ahora, al tiempo que desde Boohoo se trabajará para integrarlas dentro su estructura empresarial, ya durante el primer trimestre de su próximo ejercicio fiscal, que finalizará el próximo 28 de febrero de 2022.

Entre los demás detalles de la operación, desde Boohoo subrayan que esta supondrá solamente la adquisición de “las marcas y los derechos de imagen” a ellas asociadas, destacando que el acuerdo “no incluye la marca HIIT” ni las obligaciones que las cadenas pudieran tener en relación a su estructura de “tiendas minoristas, concesiones o franquicias”. En cuanto al valor de la operación, los 25,2 millones de libras destinados a la compra de las tres marcas saldrán de los recursos en efectivo con los que cuenta la compañía, que ascendían hasta los 386,9 millones de libras a fecha del 31 de diciembre de 2020. Cantidad de la que igualmente habría que descontar los 55 millones de libras que Boohoo destinará a la compra de Debenhams.

Además de todo ello, desde Boohoo esperan incurrir en unos gastos de reestructuración adicionales que rondarían de entre los 10 a los 15 millones de libras durante el periodo de 3 meses de transición desde la formalización de la compra y la toma del control sobre los negocios online de las tres marcas. Esperando poder conseguir, gracias al garantizar la continuidad de las operaciones durante este periodo, algunos beneficios moderados ya durante las últimas semanas de su actual ejercicio fiscal.

Durante su último ejercicio de 2020, las tres marcas adquiridas ahora por Boohoo, como parte de Arcadia, llegaron a generar unos ingresos por valor de 427,8 millones de libras y unas pérdidas por valor -14,3 millones de libras. Estimándose por parte de la compañía que de esos ingresos totales unos 178,8 millones procederían de las áreas de negocio adquiridas ahora por Boohoo. Para conocer en qué medida y a qué ritmo la e-commerce logra capitalizar parte de esas cifras, la compañía facilitará una actualización adicional sobre sus cuentas anuales a principios del próximo mes de mayo de 2021. Momento para el que espera haber concluido la integración de las marcas dentro de su plataforma.

Photo Credits: Boohoo, página oficial.