H&M adelanta una caída del 46 por ciento y demanda mayores medidas para las empresas

Madrid – A penas 3 días después de facilitar los datos definitivos relativos a su último ejercicio fiscal , la cadena sueca H&M, considerada el segundo mayor grupo textil del mundo por detrás de la española Inditex, hace públicos hoy sus resultados financieros respecto del primer trimestre de su actual ejercicio de 2020. Periodo comprendido entre el 1 de diciembre y el 29 de febrero, durante el que la multinacional experimentó un aumento de sus ventas de un 8 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior, desde los 51.015 hasta los 54.948 millones de coronas suecas (5.014 millones de euros). Todo ello al mismo tiempo que lograba doblar su beneficio, pasando de los 1.043 a los 2.418 millones de SEK (220,67 millones de euros).

“El fuerte aumento de nuestros beneficios durante el primer trimestre demuestra que los clientes aprecian nuestra variedad y que nuestros esfuerzos de transformación están teniendo buenos efectos”, apunta Helena Helmersson, directora ejecutiva de H&M, a través de un comunicado. Quien a continuación señala cómo “el brote de coronavirus y las extraordinarias medidas adoptadas por las administraciones públicas para reducir la propagación del virus, han colocado a las personas, las comunicadas y a las empresas en una situación de excepcionalidad”. “La seguridad de nuestros empleados y clientes es nuestra máxima prioridad, y estamos cooperando plenamente con las autoridades”. “Estamos trabajando muy duro para intentar manera esta situación de la mejor manera posible y, en vista de la dramática caída del mercado, tenemos que tomar decisiones difíciles y adoptar medidas contundentes” avanza Helmersson. “Sin embargo estoy convencida de que, como empresa, y habiendo tomado las medidas adecuadas para superar este incierto periodo, continuaremos desde una posición firme. Gracias a nuestros clientes de todas partes del mundo, a nuestro equipo increíble de empleados y unas finanzas sólidas, estamos muy bien posicionados para hacer frente a esta situación”.

Los efectos del coronavirus: caída de las ventas del 46 por ciento en el mes de marzo

Como adelanto de las dificultades a las que se está enfrentando en estos momento el sector del retail, la compañía ha comunicado la “significativa” disminución que están experimentando sus ventas como consecuencia de la rápida propagación del coronavirus COVID-19.

En lo que atañe a este primer trimestre de 2020, el brote venía focalizado principalmente en China. Una región en la que la multinacional experimentó una caída de hasta un 84 por ciento en sus ventas durante el mes de febrero, y desde donde comenzaba a extenderse hasta provocar, a fecha de 31 de marzo, el cierre de 3.778 de las cerca de 5.065 tiendas con las que cuenta H&M alrededor del mundo. Un número de establecimientos que aumentaba a partir de mediados del mes de marzo, después de que la pandemia obligase a la multinacional a echar el cierre a todas sus tiendas en algunos de sus principales mercados, como Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia y España. Unas circunstancias de excepcionalidad, que como consecuencia han provocado una caída de sus ventas durante el mes de marzo de un 46 por ciento en comparación con las obtenidas durante el mismo periodo del año anterior.

Como alternativa al medio físico, H&M mantiene operativas sus plataformas de venta online en 47 de los 51 mercados en los que cuenta con este canal. Cuyas ventas generadas durante el mes de marzo han aumentado un 17 por ciento.

Más medidas de apoyo de los gobiernos nacionales

Desde la compañía se encargan de adelantar que su segundo trimestre “se verá afectado muy negativamente por la situación acaecida a cuenta del coronavirus”. Brote que no hay dudas que terminará “generando pérdidas”.

Mientras la situación comienza a normalizarse en China, donde la operatividad de la cadena está volviendo a coger ritmo, la situación en los otros principales mercados de la multinacional todavía es crítica; y “cada día que debemos de mantenemos las tiendas cerradas, hace de esta situación un reto cada vez más exigente” apunta Helmersson. Quien ha anunciado que ya se han comenzado a introducir una serie de medidas “contundentes” dirigidas a mitigar el impacto del brote en la compañía. Iniciativas que afectarán a áreas tan diversas como la de compras, inversiones, alquileres y a la contratación de personal. A las que se sumarán una revisión exhaustiva de todos los costes y de todas las partidas de gastos, pero a las que igualmente, demanda, deberían seguir más medidas de apoyo por parte de las administraciones.

“El diálogo entre empresas y gobiernos es particularmente importante en una situación como esta, y el grupo H&M aprecia las diversas medidas de apoyo que los gobiernos han introducido para aliviar la carga y los costes de las empresas en estos mercados en cuestión. Sin embargo”, señala Helmersson, “en nuestra opinión se necesitarán de más medidas”.

Medidas para mitigar el impacto

Entre las medidas de “reajuste” que está introduciendo la compañía con la intención de mitigar el impacto del “parón” que el brote de coronavirus está suponiendo para su modelo de negocio, H&M ha anunciado, además de esa demanda de nuevas medidas de apoyo por parte de las autoridades, que está buscando asegurar el bienestar de sus empleados adoptando las técnicas aprendidas en China e Italia; el refuerzo de sus canales digitales y el estar avanzando en la integración de sus canales on y off line; el ajuste de su demanda de pedidos, dejando su inventario a la espera de ir aumentando progresivamente al mismo ritmo en el que regrese la demanda; o el haber realizado una reevaluación de todas sus inversiones, cuyo presupuesto ha reducido de 8.500 a 5.000 millones de coronas suecas (457 millones de euros).

La compañía también está trabajando en medidas con las que lograr reducir sus gastos operativos, lo que estima poder realizar en entre un 20 y un 50 por ciento. Algo que logrará esencialmente tras reducir las horas de trabajo de sus empleados en los mercados afectados por el coronavirus. Una medida que afectará “a miles de trabajadores”, “aunque actualmente no es posible especificar el número exacto”, subrayan desde la compañía sueca. Otro factor que también contribuirá a ese objetivo serán las reducciones de los alquileres de sus tiendas. Lo que espera lograr tanto mediante la renegociación con los propietarios y aprobando nuevos precios en función del volumen de ventas, como de las distintas ayudas en este sentido aprobadas por las administraciones.

Tal y como anunciase hace solamente unas semanas, el consejo de administración también ha adoptado la decisión de solicitar que se cancele la entrega de dividendos. Mientras que sus altos directivos han tomado la decisión de recortar sus salarios temporalmente un 20 por ciento. Medidas con la que se intentará preservar la liquidez de la compañía, y que se verá complementada con nuevos acuerdos de financiación que se espera se sellen a lo largo del segundo trimestre de 2020.

A pesar de todo, la compañía estima que todas estas medidas no podrán en ningún caso compensar la caída de las ventas que se registren durante el segundo trimestre de su actual ejercicio de 2020. Por lo que adelanta que será un trimestre con pérdidas.

Una crisis que acelerará la digitalización y la sostenibilidad

Sin olvidar la difícil situación que la pandemia por coronavirus supone, a nivel tanto sanitario como económico, para gran parte de la humanidad en su conjunto, Helmersson también ha destacado lo que una crisis tan excepcional como esta puede terminar provocando a nivel social.

“Esta situación en la que nos encontramos no se puede comparar con nada que hayamos experimentado antes”, subraya. Para a continuación indicar como su excepcionalidad puede terminar actuando como catalizador y “acelerar la transformación que ya se está viviendo en nuestro sector”.

“Creemos que los principales cambios en el comportamiento de los consumidores que veníamos viendo hasta ahora, nos harán avanzar más rápidamente hacia una sociedad más digital, así como sostenible. Dos áreas muy importantes para nosotros”. “En estos momentos estamos trabajando sobre la base de que se van a producir cambios muy rápidos en el mundo que nos rodea, así como en asegurarnos contar con la mejor oferta disponible para nuestros clientes”. “Continuaremos con nuestro laborioso trabajo de transformación, y seguiremos trabajando en nuestro objetivo de liderar el desarrollo de la industria hacia una moda más sostenible”.

Photo Credits: Cortesía de H&M.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO