H&M compensará sus 170 cierres con 130 nuevas aperturas: “Las ventas se recuperan a un ritmo más rápido del esperado”

Madrid – La multinacional sueca H&M daba a conocer el pasado viernes su informe económico en relación con los primeros seis meses de su actual ejercicio fiscal. Periodo comprendido entre el 1 de diciembre de 2019 y el 31 de mayo de este 2020, en el que la compañía vio disminuir el volumen de sus ventas netas un 23 por ciento, hasta los 83.612 millones de coronas suecas (7.992,68 millones de euros). Caída que terminaba generando en las cuentas del grupo unas pérdidas de beneficios por valor de -4.991 millones de coronas suecas (-477,10 millones de euros), provocadas principalmente por el hundimiento de las ventas de hasta un -50 por ciento durante el segundo trimestre. Caída que se vio en parte compensada gracias al buen comportamiento del Grupo en su canal online, donde las ventas durante el último trimestre llegaron a aumentar un +36 por ciento.

“El Covid-19 continúa impactando en las personas, las comunidades y las empresas de todo el mundo”, siendo por ello “la seguridad de nuestros empleados y clientes nuestra máxima prioridad” como demuestra que “estemos reabriendo las tiendas de acuerdo con las medidas exigidas por las autoridades sanitarias”, explica Helena Helmersson, directora ejecutiva de H&M, mediante el comunicado adjunto a la presentación de los resultados económicos de este primer semestre de su ejercicio de 2020. “Antes del golpe de la pandemia, veníamos experimentado un buen desarrollo, resultado de muchos años de inversiones a largo plazo dirigidas a crear la mejor oferta para nuestros clientes y realizar los cambios digitales que demanda nuestra industria. Esto, combinado con el hecho de que actuamos rápidamente para contrarrestar los efectos negativos del Covid-19 y que estamos acelerando la transformación del Grupo H&M, me hacen estar convencida de que saldremos más fuertes de esta crisis”.

La importancia de la omnicanalidad

En relación a la caída del volumen de ventas, la máxima responsable del Grupo explicaba que, en su punto más álgido, cerca del 80 por ciento de sus tiendas llegaron a permanecer cerradas durante el segundo trimestre. Mientras que en aquellas que lograron abrir sus puertas la caída de las ventas se redujo significativamente, haciendo “imposible compensar la caída del 50 por ciento de los ingresos”. Haciendo que, “como habíamos ya anunciado con anterioridad”, la compañía entrase finalmente en pérdidas.

“Durante la pandemia se ha hecho evidente lo importante que es que los canales digitales y físico interactúen para satisfacer las necesidades de los clientes”, añadía Helmersson. “Cuando la mayoría de las tiendas tuvieron que cerrar temporalmente, nos centramos en redirigir el flujo de productos a nuestros canales online, que permanecieron abiertos en todo momento en la práctica totalidad de nuestros mercados”. Una táctica que habría dado sin duda buenos resultados atendiendo a ese aumento de las ventas del 36 por cinto que experimentó la compañía durante el segundo trimestre. Aumento que “ha continuado desde que comenzamos a reabrir nuestras tiendas”, donde las “ventas totales han comenzado a recuperarse gradualmente” a un ritmo que “varía mucho entre los distintos mercados”, pero que “hasta ahora ha sido mejor de lo esperado”.

España se cae de la lista de sus principales mercados

En cuanto al comportamiento por mercados que ha experimentado la multinacional, entre los datos más destacados están la salida de España como mercado capital para H&M durante este segundo trimestre de su actual ejercicio. Un dato provocado sin duda a cuenta de las duras medidas de confinamiento y de paralización de la economía decretadas por el Gobierno del país.

Como resultado, Alemania se mantiene como el principal mercado de la compañía, con un volumen de ventas netas por valor 5.187 millones de coronas suecas (-40 por ciento respecto del año anterior); seguida de Estados Unidos, 2.341 millones de SEK (-68 por ciento); China, 2.249 millones de SEK (-28 por ciento); Reino Unido, 1.749 millones de SEK (-53 por ciento); Suecia, 1.625 millones de SEK (-30 por ciento); Francia, 1.190 millones de SEK (-56 por ciento); Países Bajos, 1.122 millones de SEK (-21 por ciento); Suiza, 1.054 millones de SEK (-21 por ciento); Dinamarca, 822 millones de SEK (-37 por ciento) y Rusia, 804 millones de SEK (-56 por ciento). Sumando en combinación en sus restos de mercados un total de 10.511 millones de SEK, con una caída media del -55 por ciento. Resultados que finalmente arrojan para este segundo trimestre ya finalizado, esa caída media del -50 por ciento y unas ventas totales por valor de 28.664 millones de SEK (2.740,06 millones de euros).

Mientras tanto, en el caso concreto de España, la compañía vio como sus ventas en el país, en el que mantiene un total de 166 tiendas, caían un -71 por ciento. Pasando de los 1.880 millones de SEK registrados en 2019, hasta apenas 546 millones de SEK (52,19 millones de euros) durante este último segundo trimestre del ejercicio de 2020.

170 tiendas cerradas, una emisión de bonos y mayores esfuerzos en digitalización

De cara a lo que resta de año fiscal, la compañía ha anunciado una paulatina atenuación de la caída de las ventas. Que del 1 al 24 de junio se redujo hasta situarse en una, todavía alarmante, bajada del 25 por ciento en comparación con el mismo periodo de su ejercicio anterior, provocada por la entrada en esta etapa de “nueva normalidad” por la que su red comercial aún mantiene 350 tiendas cerradas, mientras la gran mayoría presenta restricciones en cuanto a aforo y horarios.

Con la intención de mitigar los efectos del coronavirus sobre su modelo comercial, el Grupo ha avanzado que se encuentra acelerando sus estrategias en digitalización, especialmente las parte destinadas a digitalizar su cadena de suministros y la propia área de administración de la empresa. Aspectos que se acompañarán con una igualmente acelerada actualización de su red comercial, sobre la que aumentará el ritmo de de cierres mientras reduce el ritmo de nuevas aperturas para lo que resta de ejercicio. Que la compañía espera finalizar con 170 de sus actuales tiendas cerradas y con 130 nuevas aperturas, compensación que finalmente hará que el Grupo termine este 2020 con un total de 40 puntos de venta menos.

En cuanto al aspecto esencialmente económico, a fecha del 31 de mayo H&M contaba con un efectivo y acceso a unas líneas de crédito aún sin utilizar por valor de 31.241 millones de coronas suecas (2.986,40 millones de euros). Una liquidez que le permite poder continuar sin presiones con su actividad, por ahora, y que aún así la dirección de la empresa, mirando en el largo plazo, tiene pensado consolidar con la emisión de un programa de bonos este próximo julio de 2020 que le permitirá diversificar sus fuentes de financiación.

“Siento profunda admiración por el compromiso de nuestros empleados, y por la perseverancia y por la manera con la que han sido capaces de hacer frente a este momento tan desafiante”, explicaba Helen Helmersson. “A medida que hemos reabierto nuestras tiendas, las ventas se recuperan a un ritmo más rápido del esperado”. “Para cumplir con los rápidos cambios que demandan los consumidores a cuenta del Covid-19”, explicaba la directora ejecutiva de H&M, “estamos acelerando nuestro desarrollo digital, optimizando nuestro portafolio de tiendas y avanzando en la integración de los canales de venta”. Avances que se verán acompañados de “nuestro ambicioso trabajo en sostenibilidad”; con el que “queremos continuar liderando el avance de la moda retail hacia un futuro más sostenible”.

Presente de manera online en 51 mercados y de manera física, a través de una red comercial compuesta por más de 5.000 establecimientos, en un total de 74, el Grupo H&M está considerado como el segundo mayor grupo de la industria de la moda a nivel internacional. Fundado en Suecia en 1947 y con una plantilla integrada actualmente por cerca de 179.000 empleados, el grupo es matriz de las cadenas H&M, COS, Monki, Weekday, &Other Stories, H&M Home y Arket, así como de la cadena de tiendas multimarca Afound. Empresas con la que al cierre de su anterior ejercicio de 2019 logró generar unas ventas totales por valor de 233 mil millones de coronas suecas (unos 22.273 millones de euros).

Photo Credits: H&M, fotografía de archivo.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO