Lanvin pasa a manos del conglomerado chino Fosun

La firma francesa con más de un siglo de existencia se ha enfrentado a diferentes problemas y pérdidas millonarias desde la salida del diseñador Alver Elbaz en 2016. Ahora, el grupo chino Fosun que es dirigido por el multimillonario Guo Guangchang ha tomado las riendas de Lanvin quién antes pertenecía a Shaw-Lan Wang, otro magnate cuyo origen es taiwanés.

En 2016 se perdieron 18,3 millones de euros, más de lo que habían perdido en toda la década. Al enfrentarse a esta situación, Shaw-Lan Wan decidió inyectar a la compañía pero esa inversión que pretendía recuperar el esplendor de la marca no se llevó a cabo. Por otra parte Madame Wang, para proteger la compañía comenzó las conversaciones con diferentes grupos como LVMH, Kering, Qatar Mayhoola y Fosun International. Los primeros dos se retiraron rápidamente de la competencia y los posibles candidatos fueron Qatar ( controlada por la familia real del país) y Fosun ha informado Fashion United UK.

La apuesta iba a favor de Qatar debido a su alto historial de compra de marcas como Valentino en 2012 y Balmain en 2016 (756 millones y 500 millones de euros respectivamente.) Finalmente, tras las conversaciones se determinó que el ganador era Fosun quién emitió un comunicado al respecto para dar a conocer la noticia. "No todas las marcas pueden durar más de un siglo y todavía brillan como Lanvin", expres Guo Guangchang agregando que la marca de renombre mundial y rica historia tiene "un enorme potencial de crecimiento".

Lanvin pasa a manos del conglomerado chino Fosun

¿Qué es Fosun?

Fosun, quién tiene como cabeza a Guangchang - según Forbes el decimosexto hombre más rico de China- es conocido internacionalmente por sus compras extranjeras desde el año 2013. Sus empresas van desde las bancas, turismo y teatro como Cirque du Soleil, Thomas Cook, Faberge y Gland Pharma.

La adquisición de Lanvin implica para Fosun International Group una inversión de 100 millones. Madam Wang dejará de ser el accionista mayoritario - antes tenía el 75 por ciento de la compañía mientras el resto eran de Ralph Batel- pero seguirá con una parte de sus acciones.

Lanvin sufrió de falta de flujo de efectivo, caída de ventas y ganancias y pérdidas de 18,3 millones de euros en 2016 y 27 millones de euros en 2017. El tribunal de París fue advertido de las bajas y provocó la cancelación de la pasarela de la casa el pasado otoño. Ahora Fosun piensa invertir en la marca para hacerla crecer, para recuperarla. "A medida que China se convierte en el principal motor de crecimiento del mercado global de lujo, confiamos en que Fosun puede aportar un gran valor incremental a Lanvin" indicó en un comunicado.

El conglomerado asiático fue fundado en 1992. No es un especialista en lujo pero se ha dado la tarea de llevar más allá a la firma fundada a finales de 1800. Ellos expresaron mediante un comunicado que la compañía está "absolutamente comprometida con el alto posicionamiento de lujo de Lanvin y su excepcional calidad de productos fabricados en Francia e Italia". Por el momento Olivier Lapidus es el director creativo de la firma y se dice que está preparando un cambio importante para la casa francesa.

Fotos: Lanvin Facebook, Fosun website.