Marks & Spencer se ha salvado de perder su puesto en el índice de referencia británico. El minorista se enfrentaba al riesgo de degradación, que pondría en peligro su posición en el FTSE 100 por primera vez desde que se formó el índice hace más de 30 años.

Mark & Spencer, cuyas acciones han perdido un 5,5 por ciento de su valor este año – fijando su capitalización de mercado cerca de los 486.000 millones de libras - escapó a la degradación del índice en el último momento. Otros pares de la industria de la moda como Mothercare y Moss Brothers no tuvieron tanta suerte.

Marks & Spencer, en el FTSE 100 desde que se lanzó el índice en 1984, simplemente evitó la caída, aunque continúa luchando con unas ventas cada vez más débiles, así como con una reducción del precio de las acciones.

En un informe realizado a principios de mayo, los datos de Thomson Reuters revelaron que M&S ocupaba el puesto 102 en valor de mercado en el FTSE 350 de empresas de mediana y gran capitalización en base a precios de cierre recientes. Para evitar cambios constantes en el índice debido a la volatilidad de los precios diarios, las empresas solo se degradan cuando caen por debajo del puesto número 110 en el ranking. El analista senior de Hargreaves Lansdown Laith Khalaf dijo que la supervivencia de M&S en el FTSE 100 puede ser "una suspensión de la ejecución en lugar de un perdón total".

Entrar en el FTSE 100 a menudo puede impulsar una mayor demanda de acciones de una compañía, ya que los fondos que rastrean el FTSE o invierten en el índice suelen agregar esos valores a sus carteras.

Los cambios del FTSE entran en vigencia después de que cierran los mercados el 15 de junio.