• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Más que ventas, más que logística: Amazon negocia la compra de la Metro Goldwyn Mayer por 9.000 millones de dólares

Más que ventas, más que logística: Amazon negocia la compra de la Metro Goldwyn Mayer por 9.000 millones de dólares

Por Jaime Martinez

19 de mayo de 2021

Empresas

Photo Credits: Cuartel general de Amazon en Seattle, Estados Unidos. Amazon.

Madrid – En medio de un sector audiovisual en plena ebullición, tras la consolidación del streaming que han traído plataformas como Netflix, HBO o Disney+ y en mitad de operaciones como la recientemente anunciada fusión entre Discovery y WarnerMedia, filial de la estadounidense AT&T y matriz a su vez de los estudios cinematográficos Warner Bros., ha decidido salir al pasado la cada vez más todopoderosa Amazon. Que dejando a un lado sus intereses en ventas directas, logística o servicios digitales, únicamente algunas de sus principales áreas de negocio, se habría decidido a reforzar su área de entretenimiento con la adquisición ni más ni menos que de la legendaria Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Estudios cuyos orígenes se remontan hasta el año 1924 y responsables de títulos como Ben-Hur, El Mago de Oz, El silencio de los corderos, las sagas Rocky y James Bond o, más recientemente, series como Fargo o El cuento de la criada, y que Amazon estaría manteniendo conversaciones con el fin de adquirir por una cifra cercana a los 9.000 millones de dólares.

Siguiendo con las informaciones adelantadas a principios de esta misma semana por el medio de noticias estadounidense The Information, que apuntaban a un inminente posible acuerdo por una cifra que oscilaría entre los 7 mil y los 10 mil millones de dólares, fuentes vinculadas a la industria cinematográfica confirmaban a Variety que la cantidad que en estos momentos estaría ofreciendo Amazon por hacerse con MGM se situaría próxima a los 9 mil millones de dólares. Y que lejos de los rumores que suelen circular habitualmente sobre operaciones de estas características, desde Amazon llevarían semanas elevando el tono de las negociaciones. Que en este caso estarían siendo orquestadas por un Mike Hopkins, vicepresidente senior de Amazon Studios y de Prime Video, que estaría manteniendo una vía de comunicación abierta directamente con Kevin Ulrich, presidente de la junta directiva de MGM y director ejecutivo de Anchorage Capital, uno de los principales accionistas de los célebres estudios cinematográficos.

Ampliar la oferta de Prime Video

Entre los principales objetivos que perseguiría el gigante del e-commerce con esta operación, como bien adelantábamos estaría el de consolidar su área de entretenimiento, actualmente integrada por Twitch, la productora y distribuidora Amazon Studios y por los servicios que la multinacional ofrece a través de Amazon Prime Video. Plataforma desde la que da acceso a la visualización de películas y de series a través de su distribución en streaming, y cuya oferta Amazon lograría de este modo ampliar hasta a máximos, llegado el caso de lograr finalmente hacerse con la completa oferta de títulos que componen el catálogo del que es poseedora MGM. Cuyos archivos se significan en suma como una de las bibliotecas más amplias del mundo, en cuanto a contenidos de cine y de televisión se refiere sumando más de 4.000 títulos.

Desde hace ya largo tiempo que Amazon ha apostado por la diversificación de su modelo de negocio, una estrategia que es de sobra conocida y que la ha conducido a decidirse por profundizar en sectores que van mucho más allá de su papel como compañía líder, a escala global, del e-commerce y de su papel como mera distribuidora logística. Y si bien dentro de esa misma estrategia su área audiovisual sigue representando una parte relativamente pequeña de su multimillonario modelo empresarial, es no obstante entendido como uno de los de mayor crecimiento exponencial, así como un indudable atractivo extra para los más de 200 millones de miembros Prime con los que la compañía contaría en estos momentos repartidos por las diferentes regiones del mundo. Un público que logra mantener fiel a su canal de ventas gracias también a través de esta vía, a la que la compañía habría llegado a destinar, tan solo en 2020, cerca de unos 11 mil millones de dólares para la adquisición de series, películas y música con los que ampliar la oferta de su servicio Prime. Una cifra que representaría un +40 por ciento más que la empleada con los mismos fines por Amazon el ejercicio anterior, y que aún así se situaría considerablemente por debajo de los 9 mil millones que estaría ofertando ahora por MGM. Una acuerdo con el que desde la compañía fundada por Jeff Bezos buscarían consolidar su papel en el multimillonario negocio del streaming.

Así mismo, frente a unas competidoras cada vez más decididas a no dejarse comer ni una pequeña parte de la cuota que mantienen, desde Amazon comenzaban ya a presentar batalla tras los últimos movimientos en el sector, anunciando el regreso, hace escasamente una semana, de Jeff Blackburn. Un exalto ejecutivo de la multinacional, que regresará nuevamente a Amazon para ocupar un cargo de nueva creación desde el que se encargará de supervisar y consolidar todas las distintas áreas de entretenimiento del Grupo.

En cuanto a la situación en la que actualmente se encontrarían los populares estudios cinematográficos, a pesar de los retos a los que habrían estado haciendo frente como consecuencia de la pandemia, MGM estaría a su vez experimentando una considerable mejoría en sus cifras de negocio. Tal y como demostrarían los datos de un primer trimestre de 2021 en el que la compañía habría registrado unos ingresos por valor de 403 millones de dólares, un +27 por ciento más que durante el mismo periodo de 2020, y un beneficio neto de 29,3 millones, cifra que contrasta frente a las pérdidas por valor de -12,1 millones de dólares que llegó a registrar durante el mismo primer trimestre del pasado año.