• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Moda en familia en España (III): Parejas

Moda en familia en España (III): Parejas

Por Sandra Bódalo Munuera

10 jun 2022

Empresas

Imagen: Miriam Sanz y Yohei Oki, fundadores de la firma de moda Shoop

Madrid - En esta nueva serie de artículos titulada “Moda en familia” hemos visto cómo hermanos y hermanas y madres e hijas trabajan codo con codo para un proyecto común. Desde firmas creadas desde un principio en familia como Sophie and Lucie o María Goya, hasta marcas que se han convertido en un legado en sí mismo, como el caso de Isabel Sanchís. Ahora es el turno de las parejas. Hablamos con cinco de ellas para que nos cuenten su experiencia al unir su vida personal y profesional.

Otrura

Créditos: Sergio De Lázaro y Verónica Abián, cofundadores de Otrura (izquierda). Derecha: Gabardina Innes de su última colección.

Al preguntar a Verónica sobre los retos que puede conllevar el trabajar en pareja, no surge ningún atisbo de duda. “Otrura es mucho más que un trabajo, es nuestro proyecto de vida. Un regalo que me permite poder disfrutar de más tiempo juntos y compartirlo absolutamente todo, con sus cosas buenas y malas”. Su pareja Sergio, director creativo de la firma, no se queda atrás. Como él afirma, para ellos “no es un reto, es un sueño. Trabajar en pareja para mí es una oportunidad de avanzar, de crear y de crecer de una manera más rápida, rica y sólida”.

Mientras que él aportaba su talento y conocimiento de la moda, ella tenía la ambición y la visión empresarial. Tanto es así que ambos dejaron sus trabajos —ella, su trabajo en una agencia de branding estratégico en Valencia y él su puesto en Hermès— para dedicarse plenamente a su firma de costura. Una casa de moda contemporánea, como ellos mismos la definen, que cree que la moda siempre debe contar con un fuerte calado cultural y social detrás.

“Trabajar en pareja para mí es una oportunidad de avanzar, de crear y de crecer de una manera más rápida, rica y sólida”.

Sergio De Lázaro, director creativo de Otrura.

Para Sergio, “tener a tu lado a la persona que a nivel personal más te entiende es un auténtico lujo”, ya que el sector de la moda es un “trabajo, que requiere ser comprendido” y mucha dedicación. “Surgen problemas, urgencias, viajes todos los días, y más cuando se trata de una empresa familiar. Si no estás preparado para ceder y ser comprensivo con tu pareja en este sentido, mejor que no te dediques a esto”, concluye.

Mumit

Créditos: Rubén Domínguez y Nerea Lozano están tras la marca de joyería Mumit (izquierda). Derecha: Imagen de su colección “Revival”.

Fundada en 2018, Mumit es una firma donde confluyen el saber hacer joyero con la elegancia más contemporánea. Piezas diseñadas y fabricadas artesanalmente en España y que capturan "momentos efímeros para siempre". Detrás de esta joven marca, pero que ya cuenta con tiendas en exclusiva en El Corte Inglés, se encuentran Rubén Domínguez, CEO y director general, y Nerea Lozano, directora adjunta. Juntos decidieron emprender en este viaje que había un nicho de mercado aún por descubrir en España: “una marca de joyería fina que contemplara los diseños más modernos, minimalistas y versátiles en oro de 18 quilates con diamantes y gemas preciosas naturales”, señalan.

Desde entonces, ambos afirman que ha sido y sigue siendo "una experiencia muy enriquecedora a la par de compleja". ¿El gran reto? "Encontrar un equilibrio entre la vida personal y la profesional es una tarea fundamental que requiere de mucho compromiso por ambas partes", apuntan. ¿Y la clave del éxito? “Definir muy bien los roles de cada uno, respetarnos, admirarnos profundamente y apoyarnos. Y por supuesto, obligarnos a establecer momentos de desconexión solo para nosotros: una cena, un viaje…”, comentan ambos.

“Encontrar un equilibrio entre la vida personal y la profesional es una tarea fundamental que requiere de mucho compromiso por ambas partes”.

Rubén Domínguez y Nerea Lozano, creadores de Mumit.

Mipounet

Créditos: Inma Cano y Yoann López, creadores de la firma de moda infantil Mipounet (izquierda). Derecha: Imagen de su campaña de verano “Coeur d'Artiste”.

Inma y Yoann siempre tuvieron claro qué querían conseguir con su Mipounet. Nada más y nada menos que redefinir la moda infantil. ¿Su propósito? Crear para pequeños soñadores, niños creativos, únicos y amantes de la naturaleza. El resultado ha sido una marca de alta gama que prima la calidad a la cantidad con diseños sostenibles y atemporales que prevalecen en el tiempo.

“Nos dimos cuenta de que nos encantaba trabajar juntos y que creábamos un tándem perfecto también en el ámbito laboral”.

Inma Cano, fundadora de Mipounet.

Después de trabajar durante más de quince años en marcas de lujo en Milán, Inma decidió emprender su propio proyecto. "Un proyecto que empezó a crecer rápidamente y, al estar embarazada, Yoann entró para ayudarme. Lo sorprendente es que nos dimos cuenta de que nos encantaba trabajar juntos y que creábamos un tándem perfecto también en el ámbito laboral", nos cuenta.

Shoop

Créditos: Miriam Sanz y Yohei Oki, fundadores de la firma de moda Shoop (izquierda). Derecha: Look de su colección Fall-Winter 2022/23

Madrid y Tokio. España y Japón. Shoop es una firma independiente ubicada entre dos grandes capitales aparentemente antagónicas, pero unidas por sus dos fundadores: Miriam Sanz y Yohei Oki. Juntos se han embarcado en la reinterpretación continua de prendas clásicas, en las que destacan su gran atención a los detalles, la reutilización de los materiales y la calidad de sus productos.

Sus colecciones se caracterizan por la exploración progresiva de nuevos conceptos que conviven bajo una misma identidad. Una misma identidad que comparten Miriam y Yohei y que, más allá de su relación personal, ellos se consideran “un equipo creativo”. “Para nosotros es una experiencia positiva, ya que nos entendemos muy bien. Nos gusta trabajar juntos y compartimos principios y gustos”, explican sus creadores.

Tal como explica Miriam, ambos hacen "de todo dentro de la marca". Desde diseñar hasta crear conceptos o estilismos. Aunque si hay que poner etiquetas, “Yohei se encarga de toda la parte de distribución y ventas relacionadas con Japón, además del diseño gráfico, y yo dirijo la tienda online y otro tipo de necesidades o contenidos", añade Sanz.

“Realmente nos consideramos un equipo creativo, más allá de nuestra relación personal”.

Miriam Sanz y Yohei Oki, fundadores de Shoop.

Acromatyx

Créditos: Franx de Cristal y Xavi García, directores creativos y fundadores de Acromatyx. (izquierda). Derecha: Imagen de su última campaña fotografiada por Javier Biosca

Franx de Cristal y Xavi García conforman la dupla creativa detrás de Acromaty. Ambos son directores creativos y fundadores de esta firma de moda que viste a hombres y mujeres sin distinción. Una marca que defiende la sastrería urbana inspirada en una estética tribal, étnica y asentada en la generación X. Sus piezas defienden la belleza de lo imperfecto, de la libertad y la honestidad con acabados aparentemente imperfectos donde el lujo muestra su faceta más natural, sin artificios, ni pretensiones. Juntos han creado buscan un diseño vanguardista y atemporal con el negro como color fetiche y, a su vez, con una producción honsta y responsable con el entorno.

“Los dos aportamos lo mismo a la marca, tenemos la misma visión estética e inquietudes”.

Franx de Cristal y Xavi García, directores creativos y fundadores de Acromatyx.

En su caso, se sinceran y nos explican que desde el principio de su relación empezaron a trabajar juntos. "Bien en el proyecto de Salon44, creando diferentes colecciones de peluquería; como en 44STORE, que fue nuestro primer proyecto conjunto y después creando 44STUDIO, nuestro pistoletazo de salida como diseñadores de moda”, afirman. Esta última, una marca unisex dirigida a gente libre, con personalidad y sin etiquetas fue evolucionando hasta convertirse en la actual Acromatyx. En su caso, “los dos aportamos lo mismo a la marca, tenemos la misma visión estética e inquietudes”, admiten. Sin embargo, en la práctica, Franx se encarga más del patronaje y de plasmar las ideas en el tejido y Xavi de la parte creativa y de desarrollar esa idea común que dará como resultado la propia colección.

Al hablar de lo bueno y lo malo de trabajar en pareja. Para ellos, la principal ventaja “es que todo está en casa. En cualquier momento se nos ocurre algo y podemos desarrollar esa idea al instante”. ¿El inconveniente? Que al estar siempre juntos es complicado separar vida personal de laboral. “La mayor parte del tiempo estamos trabajando sin ser conscientes, pero no lo vemos como algo negativo, ya que para nosotros forma parte del proceso”, sostienen.

Acromatyx
Mipounet
Moda en familia
Mumit
Otrura
Shoop