• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Primark volverá a subir precios y alerta de una ralentización de sus ventas en Europa continental

Primark volverá a subir precios y alerta de una ralentización de sus ventas en Europa continental

Por Jaime Martinez

8 sept 2022

Empresas

Photo Credits: Tienda Primark en el centro comercial Bahía Sur de San Fernando, Cádiz. Fotografía de archivo.

El holding empresarial británico-irlandés Associated British Foods (ABF), matriz entre otras de la cadena de moda a precios altamente competitivos Primark, ha ofrecido esta misma mañana una última actualización financiera, previa al cierre de su ejercicio fiscal de 2022 este próximo 17 de septiembre. Unos resultados de los que informarán en detalle el 8 de noviembre de 2022, y que la compañía sitúa en el total del Grupo en línea con las perspectivas que venían manejando para este ejercicio. Un año que no obstante, y en lo que respecta específicamente a su área de negocio en el sector minorista, en el que opera a través de Primark, han alertado ahora de un comportamiento por debajo de lo esperado en los principales mercados en los que operan en la Europa continental.

Focalizando así y poniendo toda nuestra atención sobre esta área concreta de los negocios del holding, con intereses principalmente en el sector agroalimentario, desde ABF estiman que las ventas totales de Primark para este ejercicio se sitúen en el orden de los 7.700 millones de libras. Una cantidad que se situaría en aproximadamente un +40 por ciento por encima de los 5.593 millones de libras en ventas registradas por la cadena durante su último ejercicio completo de 2021, para lograr situarse igualmente por encima de los 5.895 millones generados en 2020, y terminar ya muy cerca, aunque previsiblemente ligeramente por debajo, de los 7.792 millones en ventas que Primark llegaba a generar durante su ejercicio completo de 2019, el último que llegó a tener lugar al margen de los efectos de la pandemia.

“Los ingresos mucho más altos reflejan el final de las restricciones relacionadas con el Covid, así como la vuelta a un comportamiento más normal de los clientes”, detallan desde Primark. Una recuperación más que considerable de su modelo de negocio, que no obstante estaría reflejando tras de sí importantes disrupciones dentro de su modelo de negocio, que afectarán principalmente a la cadena durante el desarrollo de su próximo ejercicio de 2023.

Enfriamiento de las ventas en los mercados de la Europa continental

A este respecto, y profundizando en el comportamiento experimentado por Primark en esta recta final de su ejercicio fiscal, la cadena advierte de que durante el cuarto trimestre de ejercicio sus ventas se situaron en línea con las recogidas en el tercer trimestre, impulsadas por un extraordinariamente positivo comportamiento de su negocio para el Reino Unido. Un mercado cuyo sólido comportamiento habría servido a para compensar el “más débil de lo esperado” mostrado por los países de la Europa continental. Dando en suma un cuarto trimestre que se espera que se termine de completar con unas ventas un +7 por ciento por encima de las recogidas durante el mismo periodo de 2021, y, en términos comparables, todavía un -9 por ciento por debajo de los niveles del cuarto trimestre previo a la pandemia.

En lo que atañe en este sentido al comportamiento de cada uno de los principales mercados en los que opera Primark, en Reino Unido la cadena habría experimentado un crecimiento de las ventas en el rango de un +13 por ciento, alcanzando niveles prepandemia. Un aumento de la facturación que habría llegado impulsada por una mayor afluencia de los clientes a las principales calles comerciales y a los centros de las ciudades, mostrándose como un sólido comportamiento que se habría igualmente visto reflejado en la operatividad de Primark en la República de Irlanda.

En el otro lado de la balanza, para el cierre de este último trimestre se espera que las ventas totales de Primark en la Europa continental se sitúen solamente un +5 por ciento por encima del pasado año, y un -18 por ciento todavía por detrás de los niveles previos a la pandemia. Todo como resultado de unos últimos meses en los que la afluencia de los consumidores a las tiendas de la cadena no habrían experimentado un mayor crecimiento.

“Esto fue el resultado de diferentes factores en cada mercado”, apuntan desde Primark, “pero recientemente hemos visto algunos signos de la cautela de los consumidores” que estos estarían practicando “en relación con sus gastos, en todos los mercados”. Un factor disonante que ya esperan que afecte a su comportamiento del próximo año, y que además estos últimos meses habría venido cogido de la mano de circunstancias específicas de cada región, como las que se han sucedido en la Península Ibérica. Dónde “los volúmenes de ventas de este trimestre han mejorado mucho respecto al año pasado”, pero cuya mejoría “se vio frenada por las temperaturas extremas durante los meses de verano, que mantuvieron a muchos clientes en sus casas”.

De otro lado, y como buena muestra de esas ventas “más débiles de los esperado en el cuarto trimestre”, para el mercado galo, “en Francia el sector de la moda minorista, en términos generales, ha seguido manteniéndose por debajo de los niveles previos a la pandemia, sin el prometido aumento de la afluencia de los clientes”; mientras que en Italia las ventas de la cadena “crecieron un +20 por ciento interanual”, pero contando igualmente con una Alemana en la que “el volumen de ventas no ha vuelto a los niveles anteriores al Covid”. Una circunstancia que, para este hecho concreto, “en los próximos meses revisaremos nuestras opciones y las medidas adicionales a tomar para reposicionar nuestro negocio para el éxito en este importante mercado”.

Nuevas subidas de precios

De cara al próximo ejercicio de 2023 al que se preparan a dar ya paso desde ABF y desde Primark, desde la cadena minorista esperan seguir impulsando el crecimiento de sus ventas a medida que sigan aumentando su espacio de venta minorista con nuevas aperturas, así como a través de su anunciada política de aumento de precios. Una práctica con la que están tratando de hacer frente al aumento generalizado de previos y de costes, para la que confirman que volverán a subir precios, tal y como tenían previsto, el próximo año para la campaña de Primavera/Verano, rechazando, al menos por ahora, planificar nuevos aumentos de los precios de venta de sus productos.

A este respecto, “de cara al próximo ejercicio fiscal, esperamos que el crecimiento de las ventas se vea impulsado por el aumento del espacio de venta minorista y el crecimiento en términos comparables, resultante de los aumentos de precios implementados para el Otoño/Invierno de este año y de los previstos para Primavera/Verano del próximo año”. En este mismo sentido, “Primark ya ya estado manejando los desafíos que han supuesto las interrupciones en las cadenas de suministro, el aumento de los costes de las materias primas y de la energía y de los costes laborales, junto con lo costes de compra más altos que han resultado del fortalecimiento del dólar estadounidense”.

“Para mitigar estas presiones, además de los aumentos de los precios mencionados, también ha planes para mejorar la eficiencia de la mano de obra en las tiendas y para reducir los costes operativos”, detallan desde la multinacional textil. No obstante, y a pesar de “este actual contexto volátil y para el que se espera una contracción del gasto de los consumidores, hemos decidido no implementar más aumentos de precios el próximo año, más allá de los ya implementados y planificados”. “Creemos que esta decisión es lo mejor para Primark y que respalda nuestro principal propósito de liderar en precios una oferta asequible para el día a día”.

También te puede interesar:
ASSOCIATED BRITISH FOODS
FINANZAS
PRIMARK
profit warning
RESULTADOS FINANCIEROS