(Publicidad)
(Publicidad)
Textiles catalanas se suman al goteo de empresas que abandonan Cataluña ante la posible independencia

La creciente incertidumbre sobre el futuro de Cataluña está afectando a todos los sectores de la sociedad y la industria textil, de fuerte calado y tradición en la región, no es una excepción. En los últimos días, varias empresas del sector textil se han posicionado respecto a quedarse o marcharse de Cataluña de declararse la independencia.

Empresas como Dogi o 7 For All Mankind ya han transladado su sede fuera de Cataluña, mientras que otras compañías del sector, muchas de ellas creadas en Cataluña, como Amichi o Pronovias , ya han adelantado que se irían de Cataluña si llega a materializarse una posible declaración de independencia.

En el caso de la firma de moda nupcial, su fundador Alberto Palatchi lleva dos años advirtiendo que se irá de Cataluña en caso de independencia. Lo dijo en 2015, lo reiteró en 2016 y lo volvió a corroborar este año. En caso de una declaración de independencia, trasladará su sede de Cataluña a Madrid, también debido a los altos impuestos en la Comunidad Autónoma, la presión más elevada de España, recuerdan desde ´Expansión´.

Amichi manifiesta públicamente su apoyo a la Policía y Guardia Civil

Por su parte, Amichi mantiene por el momento su sede social en Cataluña, pero ha demostrado públicamente su apoyo a la Policía y Guardia Civil tras el asedio de las últimas semanas de los independentistas a los hoteles y otros espacios públicos y privados.

“Hace 32 años un catalán fundó Amichi. Hoy somos una marca con 158 tiendas en toda España y miles de clientes y amigos. Pero somos muy conscientes de que no ha sido solo gracias a nuestro trabajo. Por eso queremos manifestar nuestro cariño y apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Desde Amichi solo podemos daros las gracias,” reza un comunicado online de la compañía.

Otras firmas del sector como Mango, Desigual o Inditex, todas ellas con una considerable presencia en el mercado catalán, han preferido no manifestarse por el momento, aunque expertos del sector consultados por FashionUnited sostienen que “no sería descabellado ver cómo se llevan su sede social a otra zona de España, siguiendo el ejemplo de empresas líderes en los sectores de servicios financieros, energía o alimentación y gran consumo”.

Desde la Asociación de Nuevos y Jóvenes Diseñadores Españoles (ANDE) destacan que “Ninguna sociedad puede sustentarse sin empresas y ninguna empresa sin estabilidad política y social donde poder desarrollarse y eso, es imposible en un clima de tensión e inestabilidad. Seguro que afectará al crecimiento del comercio y la industria que sin duda buscarán otros mercados desde donde poder operar con seguridad y crecer al nivel de sus expectativas. La moda no es ajena a este fenómeno.”

Preguntados por FashionUnited sobre las posibles consecuencias de la independencia catalana, En ANDE anticipan que la creciente tensión política y social dará pie a “una fuga de empresas y de emprendedores y por ende una fuga de talentos”. “El talento y el dinero son un matrimonio indisoluble, pues el uno no puede prosperar sin el otro”, añaden desde la asociación.

Foto:Amichi, Web Oficial