• Inicio
  • Noticias
  • Gente
  • Conoce la historia de los hermanos Cho, los creadores de la marca de moda argentina Revolt

Conoce la historia de los hermanos Cho, los creadores de la marca de moda argentina Revolt

Por Cynthia Ijelman

27 sept 2022

Gente

Foto: Revolt

Buenos Aires - Daniel y Samuel Cho, son dos hermanos y emprendedores coreanos que viven en Argentina hace casi 30 años. Durante la pandemia lanzaron su marca de ropa masculina “Revolt” con la intención de revolucionar la moda bajo lineamientos de innovación, calidad y originalidad. Este año crearon “Journey to metaverse”, una apuesta donde el arte, la moda y la virtualidad fueron los protagonistas. El camino que recorrieron desde su llegada al país tuvo momentos amargos y de resiliencia, pero, según cuentan, valió la pena y fue un aprendizaje. FashionUnited tuvo la oportunidad de conversar con ellos sobre su historia de inmigración; cómo de alguna manera, desde muy chicos estuvieron ligados a la industria textil y los planes innovadores que tienen pensados para su marca propia que ya cumplió dos años.

Foto: Revolt

Historia de inmigrantes

En 1993 Samuel y Daniel, de 3 y 6 años respectivamente, llegaron con sus padres desde Corea a la Argentina. “Allá a mis padres les iba bien económicamente, mi papá tenía una imprenta, empezó a tener problemas de salud y quería una vida más tranquila. Nuestra madre era maestra jardinera y ama de casa. Nuestra abuela conoció a una persona que exportaba miel desde Argentina y le dijo que era el mejor país y que era muy tranquilo vivir acá, así que mi papá fue directamente a la embajada y solicitó la visa de inmigrante por inversión”, recuerda Daniel y agrega: “pero, acá no les fue bien. Muchos coreanos en Argentina se dedican al rubro textil, así que nuestros padres también se inclinaron por eso, pero sin tener idioma ni experiencia en esa industria. Así que casi sin saber nada se convirtieron en comerciantes y a los cuatro años quedamos en bancarrota.” Así fueron los primeros tiempos de la familia Cho en el país, pero lo que siguió tampoco fue de lo mejor. Durante siete años el padre volvió a Corea y vivió separado de su esposa e hijos que mientras tanto estudiaban e intentaban salir adelante. “Todos los momentos difíciles nos fortalecieron. Si bien tuvimos dificultades económicas, creo que en lo que tiene que ver con educación y valores siempre estuvimos enriquecidos y orgullosos. Éramos chicos, pero siempre supimos que podíamos hacer algo más. A nosotros nos dicen Generación 1.5 porque no somos coreanos ni argentinos. Yo voy a Corea y me siento extranjero y acá, en principio, por el aspecto también me siento extranjero”, dice Samuel.

Foto: Revolt

La industria textil como una oportunidad

A los 15 años Daniel, que estaba cursando la secundaria en una escuela industrial empezó a hacer pequeños trabajos de computación y a los 16 logró ingresar como cadete en una empresa de comercio exterior, dedicada al rubro textil, que trabajaba con algunos países asiáticos y eran el nexo con algunos importadores de Argentina. “Todo me resultaba muy interesante y dije -yo quiero trabajar de esto-. Ese fue el inicio de un vínculo cercano con lo textil. “Yo solo era el cadete, pero como me interesaba mucho me armé un cuaderno con las muestras de telas y en mis viajes de ida y vuelta a casa las tocaba y memorizaba. Yo me exigía y sentía que podía hacer algo con todo eso”, cuenta. Cuatro años después ya tenía un cargo en el área de ventas, pero decidió que era momento de independizarse y en 2007 lanzó su propio emprendimiento como nexo entre importadores nacionales y fábricas textiles asiáticas.

Foto: Revolt

“Yo quería un socio, pero no sabía si Samuel que estaba terminando el secundario, se iba a quedar acá o se iba a ir a Corea”, recuerda Daniel. Finalmente, el hermano menor se quedó en Argentina y empezó a trabajar con Daniel mientras estudiaba diseño industrial. En 2017, Samuel fundó una nueva unidad de negocios: una empresa fabricante y exportadora textil de moda femenina y se convirtió en cliente de su hermano. Juntos, siguieron creciendo y en 2018 nació la idea de lanzar una marca de moda masculina bajo un concepto “revolucionario, pero maduro”. Así nació Revolt, la marca de moda masculina que desde sus inicios buscó innovar con una propuesta acompañada por el arte y el universo virtual.

Para saber más, visita Así es Revolt, marca masculina que propone unir moda, arte y virtualidad.

BLOCKCHAIN
METAVERSO
Moda Argentina
MODA MASCULINA
NFT
Revolt