El director creativo de Nina Ricci desde el 2015 abandona la marca por unos problemas con la empresa propietaria de la marca. El diseñador sustituyó a Peter Copping tras haber estado desde 2009 en Carven.

El diseñador - quién estuvo en Givenchy y Paule Ka - tuvo diferencias con el grupo Puig, propietario de la marca debido al freno de la inversión económica que se había hecho hasta ahora, según el portal WWD. Durante su estancia en Nina Ricci la marca cerró 2016 con un crecimiento del 9 por ciento que significó 1.790 millones de euros. Además, personalidades como Gigi Hadid, Rihanna y la reina Letizia.

El grupo Puig incrementó sus beneficios un 23 por ciento que significaron 155 millones de euros. Recientemente incorporaron a su cartera de marcas a Christian Louboutin línea cosmética.

Foto: Nina Ricci.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO