Después de inspirarse en la ciudad de Barcelona en su estreno en París, la firma española Yolancris dio un giro en su desfile de alta costura de este miércoles, apostando por el romanticismo oscuro de Edgar Allan Poe.

La marca desfiló apadrinada por la Federación francesa de la Alta Costura y de la Moda y confía en entrar en el calendario oficial de los pases en la próxima temporada, en enero de 2020.

La Semana de la Alta Costura para el próximo otoño-invierno finaliza este miércoles, especialmente con los desfiles de Jean Paul Gaultier y Ralph & Russo.

Apasionada del dibujante irlandés Harry Clarke, que ilustró los cuentos de Poe, la diseñadora de Yolancris, Yolanda Pérez, creó una colección con toques góticos, que combina el binomio blanco y negro con colores más suaves y alegres.

"Yo tengo este punto de misticismo... Clarke me encanta y por eso hemos bordado sus dibujos en los vestidos", explicó a la AFP la diseñadora, tras el desfile que se celebró en la embajada española de París.

Una primavera interior

"Queríamos reforzar la idea del invierno con una primavera dentro", agregó Pérez, que fundó Yolancris en 2005 junto a su hermana Cristina, encargada de la parte comercial.

Los abrigos largos en blanco y negro se llevan por encima de delicados vestidos de color pastel, mientras las modelos lucen un pañuelo en la cabeza y pendientes largos.

"Antes no me gustaba esa idea de cubrir la cabeza, pero ahora me encanta", dijo Yolanda Pérez, que reconoció también una cierta influencia marroquí en esta colección.

"Quizás porque mucha gente de mi equipo viene de allí", agregó.

Yolancris, que en enero pasado presentó por primera vez una colección en París, inundó igualmente su nueva propuesta de flores, bordadas en abrigos o colgando de hilos negros que se mueven al paso.

La firma española ha vestido a famosas como Rosalía, Beyoncé y Lady Gaga, si bien sus primeros pasos en el mundo de la moda se concentraron en los vestidos de novia.

¿A la tercera la vencida?

En enero, trató de hacerse un hueco en el programa oficial de la Semana de la Alta Costura examinándose ante la Federación francesa, pero quedó en segunda posición, detrás de Balmain. Esta vez tampoco lo logró, pero sigue estando apadrinada.

"¡Es tan difícil! Creía que a la segunda sería la vencida, pero lo volveremos a intentar por tercera vez", explicó la diseñadora.

A diferencia del prêt-à-porter, la alta costura se define -además de por sus precios exorbitantes- por que se trata de prendas confeccionadas a medida, utilizando técnicas artesanales y tejidos nobles. Las creaciones destacan luego en las alfombras rojas de los mayores acontecimientos planetarios.

La apelación "alta costura" está protegida legalmente en Francia y es concedida por el ministerio de Industria. Solo 15 casas históricas -como Dior, Chanel, Maison Margiela, Maurizio Galante y Givenchy- disfrutan de ese reconocimiento. El resto de firmas que desfilan en el programa oficial de la Alta Costura son "invitadas". Pero esa condición es ya un sueño para toda marca de moda.(AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO