• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Francisco Ayala y la importancia de la identidad de la moda Argentina

Moda

Francisco Ayala y la importancia de la identidad de la moda Argentina

Por Cynthia Ijelman

31 de marzo de 2021

Buenos Aires – Desde hace tiempo, el tema de la identidad de la moda argentina y latinoamericana ha estado presente en las propuestas del diseñador y Presidente de la Cámara Argentina de Moda (CAM), Francisco Ayala. En esta nueva temporada, decidió dar un paso más allá y creó una serie de abrigos únicos realizados en fibra de llama, lana merino y algodón. La idea nació durante la crisis sanitaria desatada por la pandemia de Covid-19: un trabajo en colaboración con industrias y cooperativas de la provincia Catamarca, lo que la convierte en 100 por ciento argentina en lo que tiene que ver con sus procesos y materiales.

Ayala presentó la colección hace pocos días en el marco de Argentina Fashion Week, en versión virtual, y ya está disponibles para la venta.

FashionUnited tuvo la posibilidad de visitar el punto de venta que el diseñador tiene en el barrio de Recoleta, en Buenos Aires, donde además funciona su taller. Allí hablamos sobre su última propuesta, la importancia de la identidad a la hora de trabajar en moda y los desafíos que lleva adelante como presidente de la CAM.

Colección “Invierno en Llamas”

Para producir esta línea Ayala viene trabajando con la organización Manos Andinas de Catamarca, que se especializa en fibras naturales, con foco en la trazabilidad social, ambiental y cultural. Además, la directora de la Carrera de Diseño Textil de la Universidad de Buenos Aires fue la encargada de desarrollar los textiles para la colección.

“Tenemos este tesoro andino (fibra de llama) que compartimos con Perú, Chile, Bolivia y Ecuador. La fibra de llama es una de las más finas del mundo. La idea de hacer moda con esto tiene que ver con el concepto del nuevo lujo y en esta pausa que se dio con la pandemia, de generar cosas únicas que estén hechas con materiales que sean únicos. Además, ecológico y tiene trazabilidad. Para aquellos preocupados por quién hizo su ropa, estos productos tienen un camino muy chiquito. Los animales están criados en lugares inhóspitos, se los esquila y esa materia prima después tiene que pasare por varios procesos ancestrales”, explica Ayala.

Desde su lugar en la moda, Ayala siempre buscó apostar a lo diferente, a lo que tiene que ver una identidad única. Para él la fibra de los camélidos que hay en Argentina representa una oportunidad de poder mostrar la moda nacional al mundo. “Tenemos que darle valor a lo que es nuestro porque esta fibra la suelen comprar marcas italianas que después hacen artículos que valen miles de euros”, dice.

Sin embargo, al menos en Argentina, no es común el uso de este material: “No tenemos tradición de hacer moda con esta fibra porque no tenemos una industria que nos haga de soporte, considerando a la industria textil como la base de la pirámide de la moda donde después viene la industria de la confección donde estamos nosotros, los diseñadores”.

Hecho en Argentina

El golpe que trajo la pandemia, sumado a la crisis que ya venía atravesando el sector, llevó a la CAM a declarar la emergencia en la moda argentina en 2020. Una de las estrategias para tratar de generar una reactivación tiene que ver con la propia identidad: “Tengo proyectado hacer un consorcio argentino para el desarrollo y el trabajo con fibras autóctonas. Tengo la convicción de que si hacemos las cosas juntos nos va a impactar a todos positivamente, pero hacen falta políticas de estado”.

Ayala viene trabajando con varias entidades de gobierno como el Ministerio de Desarrollo Productivo; el Mercado de Industrias Culturales (MICA); Mercado de Artesanías Tradicionales e Innovadoras Argentinas (MATRIA) y la Secretaría de la Mujer. “Con el MICA quiero desarrollar una escuela de oficios…está lleno de diseñadores que no saben trabajar con las manos, necesitan de terceros para hacer la moldería, son pocos los que saben coser, hay muchos saberes que como diseñadores necesitamos tener y cada vez hay menos modistas. Y, con el MATRIA, estamos viendo de vincular desde el lado del comercio justo y el trabajo colaborativo a artesanos con diseñadores”.

Moda y solidaridad

Además, entre las novedades de este año, hace solo unos días la CAM designó a la empresaria Mariah Schutz, dueña de la firma Mariah como Embajadora solidaria, con el objetivo de desarrollar acciones conjuntas, promoviendo sus propuestas en todo el país.

La marca Mariah, moda social produce prendas personalizadas y dona la totalidad de lo obtenido en sus ventas a organizaciones solidarias. Para saber más:La Cámara Argentina de Moda designa a Maríah Schutz como Embajadora Solidaria

Fotos y video: Francisco Ayala, Mariah y FashionUnited