Túnez : ¿Quedarse o irse? Damos la palabra a los diseñadores

Barcelona - Túnez, con su imagen industrial, sitúa sus prioridades en el corazón de la producción textil. Después de años de crisis tormentosas causadas por la Revolución de los Jazmines, los fabricantes locales y la Federación Tunecina Textil (FTTH) apuestan más que nunca por el rendimiento de sus fábricas y en su savoir-faire para recuperar partes del mercado. La creación no se queda atrás ya que Túnez multiplica los eventos de moda y la Tunis fashion Week también ha colaborado este año con la FTTH para tratar de crear un puente entre los artistas y la industria. Pero, ¿este formato realmente funciona? Los diseñadores tunecinos son inventivos y les gusta transmitir mensajes que reflejan su sociedad, pero aún no tienen ayuda para ser promovidos internacionalmente. Entonces, ¿dónde está su lugar? Reunión con los diseñadores.

Túnez : ¿Quedarse o irse? Damos la palabra a los diseñadores

Braim Klei : « ¡ Me preparo para marcharme, tengo ganas de pasarlo en grande! »

Braim Klein es uno de los habituales de las pasarelas tunecinas y su evolución, ya que nos vimos por última vez en 2014, es flagrante. "Mi trabajo ha madurado mucho en técnica. Sin embargo, mantuve el mismo ADN melancólico y oscuro sobre mis colecciones. Para esta nueva semana de la moda, el desafío era jugar con el color mientras que normalmente uso tonos muy oscuros. Muy crítico consigo mismo, este joven diseñador se centra en su trabajo y sus inspiraciones, a pesar de las dificultades experimentadas por la industria textil en Túnez. "Cuando eres un artista vives en tu burbuja, el resto no importa ...»

Respecto a su desfile presentado hace unos días, explica a FashionUnited: "Aquí trabajamos con los medios disponibles. Me hubiera gustado tener modelos reales, andróginas de un metro setenta y ocho como mínimo, lo que destacaría mis modelos. Pero la fashion week nos proporciona modelos locales con medidas mediterráneas. »

« Quiero divertirme artísticamente. Aquí estoy aburrido, quiero seguir adelante, a otro nivel. Quiero exportar mi arte a todo el mundo. Aquí a la gente le gusta lo que es bello estéticamente, pero no hay cultura de la moda. Las personas no conocen la construcción de una prenda y no la aprecian, y las colecciones presentadas, a menudo de tiendas y no de creadores, son todas iguales.»

Braim Klein quiere desfilar en otros lugares. Oslo, Zagreb, París ... "Ya no me interesa más desfilar en Túnez". Creó su estudio en su casa. O más bien, su casa en su taller en Sidi Bou, a 20 kilómetros de la capital. "Este lugar de vida y creación donde recibo a mis clientes les permite entender mi mundo. La ropa se parece a mí y está cargada de emociones, creada en las habitaciones de mi casa, donde me dolía, donde era feliz. También vendo mucho en Instagram. Este año, debo tomar decisiones importantes. ¡Quiero divertirme! »

Túnez : ¿Quedarse o irse? Damos la palabra a los diseñadores

Nathalie by Cyrine Faillon : « Quiero vender en los Estados Unidos »

Cyrine Faillon es franco-tunecina. Estudió en la escuela francesa de La Marsa, Esmod Tunis y Esmod Paris como parte de un programa de intercambio. Hace unos años, la conocimos al mando de Mademoiselle Issy, una marca de pret-à-porter que había fundado con una amiga.

En 2017, sus caminos se separan. "Cada una se fue por su camino. Creé Nathalie, una marca de pre-à-porter de lujo. Representa a la mujer moderna, activa, con piezas que le dan estilo. Lo llamo "effortless chic". Los materiales son cómodos, lujosos y funcionales. Creé tres líneas: casual, casual chic y evening. Vendo en concept stores en Túnez y tengo mi propia tienda en La Marsa. Pero mi objetivo es enseñar mis creaciones en el extranjero, en los Estados Unidos. Europa está saturada, así que instalaré pop-up stores puntualmente porque no es un mercado prioritario. »

« Los Estados Unidos son receptivos al "toque francés" que es buscado por una minoría. Quiero traer un nuevo lujo. Sentir una emoción y hacer que todos busquen su propia identidad y comodidad. »

Túnez : ¿Quedarse o irse? Damos la palabra a los diseñadores

Malek Gheni : « Con la moda transmito mensajes, pero no se entienden en Túnez »

Malek se formó en el escuela Esmod en Túnez. Fascinado por la cultura libanesa y los grandes modistos, un día va a Beirut a "observar". Allí, participa en un programa de televisión y llama la atención de los profesionales de la moda. Se instaló en Líbano durante dos años y continuó su formación con diseñadores locales. "Desde el lanzamiento de mi marca cuando regresé a Túnez, he mantenido contactos con Líbano. Vendo vestidos a actrices de Beirut. Me encanta la mentalidad libanesa porque allí existe una verdadera cultura de la moda que no tenemos aquí. "

Para la Tunis fashion Week, Malek ha creado una colección sobre el tema "Amish". "La religión me inspira en todas sus formas, la iglesia también, y me gusta usar la moda para transmitir mensajes en cada una de mis colecciones. Solo tengo 26 años, pero estoy orgulloso de mi carrera. No creo para ganar dinero sino por amor al arte.»

«Aquí, los eventos de moda tienen pocos medios económicos. El valor de los diseñadores no se reconoce. Me duele tratar con un público que no entiende el arte. En Túnez, los diseñadores temen no vender y eso les bloquea en su proceso creativo. Encuentro que les falta coraje y, por supuesto, la industria textil no hace mucha sombra.»

Túnez : ¿Quedarse o irse? Damos la palabra a los diseñadores

Khadija Ben Ayed : « Girls just wanna have fundamental rights »

Con 25 años, la más joven del evento creó una colección centrada en los derechos de las mujeres, destacando la emancipación de las mujeres tunecinas.

« Girls just wanna have fundamental rights » (Las chicas solo quieren tener derechos fundamentales) expresa nuestra sociedad que se rebela, se impone y clama su independencia. Estudié en Esmod Tunis. Esta es mi tercera colección y mi segunda participación en Tunis Fashion Week. Todavía carezco de experiencia porque empecé hace poco y quiero evolucionar lentamente, aquí en Túnez de momento».

Atypik by Jihene Ben Jazia: “La mujer tunecina es ambiciosa, abierta y moderna.”

Jihene es franco-tunecina. Con su MBA en mano, llevó la comunicación de una gran compañía tunecina antes de lanzar su marca. Ha vivido en Kuwait y actualmente reside en Egipto, casada con un libanés. Con sus viajes y encuentros, ella sabe mejor que nadie los gustos de las mujeres en el mundo árabe.

Atypik es una marca de inspiración tanto árabe, magrebí, mediterránea, oriental y occidental en sus cortes y colores. "Me gusta seguir las tendencias, pero las reformulo a mi manera. La mujer tunecina es ambiciosa, abierta, moderna. Al mismo tiempo está anclada en sus orígenes, pero se libera de cualquier restricción. En el mundo árabe, es precursora de todo: fue la primera en obtener el derecho al voto y el derecho al aborto llegó a Túnez antes de Francia en 1973.»

« No busco crear algo simplemente bonito, creo piezas con carácter. Intento intrigar, sorprender. Me encanta el lino. Es una tela que puede ser trabajada de mil maneras. E incluso arrugado es bonito. Bordado y complementado con tul, seda o cuero, lo mezclo. Trabajo directamente con proveedores en Egipto, India y otros países del mundo».

Sus creaciones, que se vendieron en Harvey Nichols hace algún tiempo, se venden entre 500 y 1000 euros a mujeres de diferentes nacionalidades. Jihene está encantada de contar entre su clientela con princesas y personalidades del Golfo. Sin embargo, ella explica que la gente viene a ella naturalmente y que no hace publicidad. "Este año quiero desfilar en Dubai, París o Beirut. »

Hoy en día, la formación de moda en Túnez sigue siendo básica, principalmente basada en el diseño, y, a menudo, lejos del nivel de las escuelas de moda europeas que ofrecen capacitación en gestión de la moda. El Atelier Chardon-Savard, una escuela de moda y diseño en París y Nantes, dirigida por Laurence Piette, está en conversaciones con Túnez para ofrecer un curso de capacitación intensivo de un mes in situ. La idea sería asesorar a jóvenes tunecinos y permitirles adquirir los conocimientos proporcionados por una prestigiosa escuela francesa y, especialmente, utilizar herramientas de marketing para poder comercializar su marca a nivel internacional.

Fotos : homepage Braim Klei (Anne-Sophie Castro), colecciones (Pixa Formula)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO