(Publicidad)
(Publicidad)
Zero+Maria Cornejo, una moda lujosa pero sostenible en la NYFW

Colores vibrantes y negro, cachemira reciclada y el 84 por ciento de la producción Made in New York: la chileno-estadounidense María Cornejo, veterana de la NYFW, presentó el lunes una colección sostenible y artesanal que explora una nueva idea del lujo.

La diseñadora, que celebró en la anterior Semana de la Moda de Nueva York en septiembre los 20 años de su marca Zero+María Cornejo, quiso regresar a sus comienzos, pero "de una manera más joven, mezclando la tecnología y la sustentabilidad", dijo a la AFP durante la presentación de su colección en un amplio loft del barrio de Chelsea.

La colección otoño/invierno mantuvo la esencia de la marca: diseños simples pero sofisticados, un experto manejo del drapeado y mangas curvas y estructurados. Las modelos desfilaron con vestidos, overoles y abrigos de colores vibrantes como turquesa eléctrico, naranja, rojo amapola o un escocés juvenil en azules inspirado en la juventud de la diseñadora en Londres, a veces yuxtapuestos con negro.

La viscosidad de los vestidos bicolores, que caían elegantes con sus drapeados, era sostenible, al igual que muchos abrigos, entre ellos uno muy amplio de pana roja, una suerte de cápsula de optimismo para combatir el gélido invierno neoyorquino.

"Las fabricaciones exclusivas exploran una nueva idea del lujo, una que tiene más que ver con la belleza de las imperfecciones en piezas hechas a mano", como tejidos de cachemira reciclados con serigrafía aplicada en Italia, y una tela negra impermeable confeccionada con desechos reciclados gracias a la última tecnología, apuntó. "Tratamos que cada colección sea más y más sostenible. Lo que podemos hacer aquí lo hacemos aquí: el 84 por ciento de la producción, el lujo", dijo la diseñadora, de 55 años. Cornejo, que ha vestido a la exprimera dama estadounidense Michelle Obama, a la artista Cindy Sherman o la actriz Tilda Swinton, señala que la idea de "sexy" en una mujer no le interesa.

"Para mí, si una mujer se siente bien, es sensual. Mi mujer no se viste para un hombre, se viste para ella misma. Mis clientes son mujeres independientes, que tienen su propia vida, trabajan y protestan", apuntó la creadora, que a los 12 años debió refugiarse en Inglaterra con su familia de la dictadura de Augusto Pinochet y alcanzó muy temprano el éxito en Londres, Japón y finalmente en Nueva York.

Cornejo fue designada embajadora de Premiere Vision Nueva York, el salón del sector textil de la moda, y desarrolló en ese contexto una mini colección con telas sostenibles de la marca suiza Schoeller, que utilizan la última tecnología, por ejemplo un vestido corto negro muy estructurado, con influencias japonesas y cruces con cinta reflectante blanca, que exhibió en perchas durante la presentación. (AFP)

Foto: Yuchen Liao / Getty Images North America / AFP