Desafíos para la moda Latinoamericana

Euromonitor International cuenta con una serie de podcasts con episodios especialmente dedicadps a la moda llamados Fashion Friday. En esta oportunidad se exploran los principales desafíos y las preferencias que tienen los consumidores en la industria de la moda en América Latina. Esta industria ha estado en una situación difícil en el Cono Sur en los últimos tres años. La industria se enfrenta a desequilibrios crónicos y estructurales, como el exceso de stock persistente que resulta en una guerra de precios. El malestar social en países como Chile y Colombia, caracterizado por los saqueos y el acortamiento de los horarios de apertura, una importante crisis económica en la Argentina y un creciente mercado informal, que incluye productos falsificados, están afectando el rendimiento en toda la región.

Las preferencias del canal minorista están cambiando entre los consumidores, y hay un número creciente de soluciones que facilitan las compras. Mientras que los grandes almacenes y las tiendas de ropa han perdido terreno, el comercio electrónico ha duplicado con creces su volumen de ventas al por menor en general. Según Euromonitor, las ventas en línea de ropa han pasado de representar aproximadamente el 3 por ciento del total de las ventas de comercio electrónico en 2010 al 10 por ciento en 2019 en América Latina, donde los catálogos en línea de las tiendas por departamentales y los retailers de e-commerce han sido los principales impulsores.

Las innovaciones en materia de envío se han convertido en una nueva alternativa en respuesta a la demanda de los consumidores. La ropa está cada vez más presente en aplicaciones de entrega como Cornershop. Los especialistas en ropa infantil han sido los primeros en adoptar este tipo de soluciones, ya que las tallas son más estándar entre los niños. Rappi, otra aplicación de entrega a domicilio y H&M Chile, anunciaron una asociación a finales de 2019 para poner los productos de la marca a disposición de los consumidores en ciertas áreas de la Región Metropolitana.

El COVID-19 ha creado varios desafíos, que impactarán fuertemente en la industria de la moda, en parte debido a su naturaleza discrecional. Las interrupciones de las existencias y las cadenas de valor pueden dar lugar a una reducción de la oferta. La mayoría de los consumidores pueden seguir comprando en línea, aunque el comercio electrónico en América Latina tiene una capacidad limitada, se ha mostrado saturado y ha experimentado dificultades con la logística durante la pandemia.

(podcast en inglés)

Fuente: Euromonitor International

Image: Malte Wingen Unsplash / Pexels

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO