• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Zalando y Puma entran a cotizar en el índice DAX alemán

Zalando y Puma entran a cotizar en el índice DAX alemán

Por Jaime Martinez

6 de septiembre de 2021

Empresas

Photo Credits: Bolsa de valores de Fráncfort, Deutsche Börse Group.

Como parte del profundo proceso de reforma integral en el que se encuentra inmerso el DAX alemán, el principal índice de referencia de la economía alemana, este pasado viernes el Deutsche Börse Group, empresa encargada, entre otras, de las operaciones de la Bolsa de valores de Fráncfort desde la que cotiza el índice bursátil, daba a conocer las 10 nuevas empresas que pasarán a formar parte del mencionado índice. Una operación mediante la que el DAX elevará de 30 a 40 el número de sus prestigiosos miembros, en lo que es la mayor reforma del índice desde su creación hace más de 30 años, allá por 1988, y que ahora se ejecutará como una de las últimas medidas emprendidas por Deutsche Börse con el fin de optimizar las estructuras del índice tras el escandaloso caso de la quiebra, en junio del pasado año, de la compañía de servicios financieros Wirecard.

Con la ampliación en el número de 10 empresas del índice, cuyas consecuencias serán efectivas a partir de este próximo 20 de septiembre, entrarán a cotizar en el DAX las compañías con sede en Alemania de Airbus, Siemens Healthineers, Symrise, HelloFresh, Sartorius, Porsche Automobil Holding, Brenntag y Qiagen. Encargándose de completar la lista las compañías especializadas en los sectores de la moda y del textil Puma y la pure player digital Zalando.

“Estamos completando la mayor reforma del DAX de toda nuestra historia, significando al DAX como el índice blue chip alemán que representará el espectro más amplio del mercado de capitales alemán”, se encargaba de señalar Stephan Flaegel, Chief Product Officer, Indices and Benchmarks de Qontigo, una de las divisiones de Deutsche Börse Group. “Las mejoras cualitativas y la alineación del índice con los estándares internacionales”, añadía sobre el sentido completo de las reformas emprendidas por el DAX, “se deben en gran medida al feedback que hemos recibido por parte de los operadores del mercado”. “Juntos”, concluye Flaegel, “hemos sabido colocar a los índices DAX en la mejor posición de cara al futuro”. Un apunte con el que Flaegel entra a abordar la medida por la que, como parte del mismo proceso de reformar integral del mercado de valores de la Bolsa de Fráncfort, el índice MDAX, en torno al que se reúnen las mayores empresas alemanas en términos de capitalización por detrás de las agrupadas en el DAX, pasará a reducir sus miembros, pasando de 60 a 50 integrantes.

Photo Credits: Bolsa de valores de Fráncfort, Deutsche Börse Group.

Zalando: de vender calzado desde un sótano a cotizar en el principal índice de valores alemán

Aprovechando su entrada en el principal índice bursátil de la economía alemana, desde Zalando no han dudado en entrar a valorar de forma positiva la decisión adoptada por Deutsche Börse Group. Una determinación que, estiman, es consecuencia de la rápida y sólida expansión que la compañía ha logrado firmar desde su fundación en Berlín en 2008, hace solamente 13 años, como un start-up que aspiraba a revolucionar la industria de la moda-retail europea. Un objetivo sobre el que la compañía alemana ha venido avanzando de manera firme, especialmente desde su entrada como compañía cotizada en 2014 y de su posterior aterrizaje en el índice MDAX en 2015.

De cara al futuro de la empresa, una vez hecho efectivo su desembarco en el índice DAX, desde Zalando adelantan que la compañía mantendrá su enfoque dirigido al crecimiento, con el objetivo marcado de aumentar su volumen bruto de mercancías (GMV) a más de 30 mil millones de euros para 2025. Estando igualmente entre los planes a largo plazo de la multinacional alemana, el lograr hacerse con el 10 por ciento del total de los 450 mil millones de euros que genera el mercado de la moda en Europa. Unas metas para las que, aseveran, continuarán adelante con sus inversiones dirigidas a mejorar la experiencia de compra del cliente, y a ampliar y optimizar tanto los servicios que ofrecen desde su plataforma de venta online, como las capacidades de sus infraestructuras. Pilares de un modelo de negocio con los que actualmente la compañía logra dar servicio a unos 45 millones de clientes, y con los que llegó a generar, durante su último ejercicio completo de 2020, unos ingresos totales por valor de 7.982 millones de euros y un beneficio neto de 226,1 millones.

“Estamos orgullosos de ver lo que el equipo de Zalando ha logrado construir durante esta última década”, y que no ha sido sino el “hacer crecer una start-up que vendía chanclas desde un sótano, hasta una plataforma paneuropea que atiende a unos 45 millones de clientes”, entraba a valorar Robert Gentz, cofundador y codirector ejecutivo de Zalando, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia compañía alemana. “Sin embargo, las mayores oportunidades aún están por venir”, añade Gentz.

“Nuestro éxito se encuentra arraigado profundamente en la cultura de Zalando, basada en la confianza, la transparencia y un espíritu emprendedor”, apunta por su parte David Schneider, el otro cofundador y codirector ejecutivo de Zalando. “Mantener un enfoque decidido hacia el cliente y unas asociaciones estrechas, son ingredientes claves de nuestro éxito”. Una historia de triunfos que viene ahora a firmar un nuevo capítulo con la llegada de Zalando al DAX, y que toda ella es consecuencia de haberse sabido mantener fieles a una política mediante la que “continuamente probamos y escalamos nuevas ideas, con le objetivo de desbloquear el potencial colectivo con el que cuenta la industria de la moda”.

Photo Credits: Bolsa de valores de Fráncfort, Deutsche Börse Group.

Puma: un “hito importante” para la historia de la compañía

Por parte de Puma, era su propio director ejecutivo, el suizo Bjørn Gulden, el que entraba a ofrecer una valoración de su inclusión en el DAX, a través de unas declaraciones que la compañía de moda y material deportivo hacía públicas esta mismo sábado. Una medida que la propia compañía no ha dudado en calificar de todo un “hito importante” en la historia de la empresa, y que a pesar de los grandes beneficios que podrá suponer a nivel financiero para el Grupo, convertido de esta suerte en objetivo preferente de un mayor número de inversores de alto rango, no era de por sí un objetivo que se hubiera buscado de manera activa por parte de su dirección.

“Continuaremos enfocándonos en fabricar los mejores productos para los atletas y en en crear artículos que sean adecuados para nuestros clientes y socios mayoristas”, apunta Gulden. “Si ejecutamos bien esta estrategia, Puma tendrá un mayor éxito y crecerá”, y si esta misma estrategia es la que “ha lavado a su inclusión en el DAX, es genial, pero nunca fue este un objetivo en sí mismo”, apostilla el director ejecutivo de Puma. Compañía desde la que como bien señalábamos no reparaban en señalar el que “uno de los efectos secundarios de estar incluidos en el DAX es que se eleva el perfil entre los inversores”. “Muchos grandes fondos compran acciones de las empresas que forman parte de los principales índices bursátiles”, como el Dow Jones, el Nasdaq, el índice Nikkei o el FTSE100, con intención de “replicar los buenos rendimientos del índice en sus carteras”, lo que podrá conllevar sin duda un mayor interés por su parte hacia los títulos de Puma.