• Inicio
  • Noticias
  • Ferias
  • Crecimiento y desafíos para la industria de la moda en México

Crecimiento y desafíos para la industria de la moda en México

Por Christin Parcerisa

25 de jul. de 2019

Ferias

La última edición de Intermoda de este año presentó un panorama de la industria de la moda en el país que se balancea entre retos y oportunidades. Por un lado, se mostraron nuevos expositores, emprendedores y oportunidades de expansión, y por otro desafíos económicos y de cambios en el consumidor que invitan a los negocios relacionados con el vestido a fortalecer sus planes de negocio y a innovar.

En esta edición 71, Intermoda recibió a 950 expositores durante cuatro días, quienes estuvieron presentando sus propuestas y novedades en un espacio de 43,000 metros cuadrados. El 12 por ciento de los expositores fueron totalmente nuevos y se dedicó un espacio exclusivo a expositores jaliscienses. Además, en esta edición se abrió un nuevo pabellón internacional, en donde Perú fue el país invitado. Cuauhtémoc Rivas, presidente de Intermoda, compartió en conferencia de prensa que se esperó recibir a más de 35,000 personas con lo que se fortalece el objetivo de esta exposición de apoyar el crecimiento de las empresas participantes.

Rivas comentó que para él resultaba de gran importancia ofrecer un robusto programa de capacitación para los asistentes en voz de grandes ponentes especializados en temas de importancia para la industria, en particular hacer énfasis en temas digitales. Por lo tanto, además de los stands y los espacios comerciales, durante esta edición se llevaron a cabo 11 conferencias que tocaron asuntos de actualidad para el impulso a nuevos negocios. A la par se llevaron a cabo 9 summits con los que se profundizó aún más en materias de relevancia enfocados a negocio.

La moda como impulsora de empleos

En conferencia de prensa, durante Intermoda, Jorge Carvajal, vicepresidente de la cámara nacional de la industria del vestido, presentó la situación actual de la industria de la moda en México y su posición en cuanto a otros mercados.

Carvajal comentó que la industria del vestido es una de las más grandes empleadoras del planeta y México no es la excepción. Al contrario, en el país esta industria se considera un sector estratégico que contribuye con el 2 por ciento del PIB. Además, el vicepresidente recalcó que su impacto va más allá del producto final, sino que para la creación de cada prenda se tocan otras industrias, por lo que genera un impacto indirecto en 176 actividades económicas de un total de 262.

En cuanto a empleos, de manera formal en el país se encuentran registradas en el seguro social alrededor de nueve mil empresas que emplean a más de 331,000 personas. Cabe resaltar que más del 60 por ciento de los empleos que esta industria genera en México son posiciones ocupadas por mujeres, muchas de ellas madres de familia.

Carvajal compartió que en 2018 la industria de la confección cerró con un total de 5,500 millones de dólares. Este año, al mes de mayo se han exportado más de 2,100 millones de dólares en productos confeccionados. Las exportaciones son uno de los fuertes para el país, y en el último año las exportaciones de la industria mexicana de la confección se posicionaron en el lugar 19 de 223 exportadores en el mundo.

A lo anterior, el presidente de la cámara de la industria del vestido de Jalisco, añadió que el valor anual del mercado de la ropa en el país es de 16,000 millones de dólares y que una de las ventajas que existen es que gran cantidad de cadenas globales de retail tienen presencia en el país, por lo que quienes pertenecen a esta industria deben esforzarse por mantener la calidad en el diseño y la eficiencia de los modelos de negocio para realmente aprovechar las oportunidades que existen.

Tres retos clave a tomar en cuenta

A pesar de presentarse un panorama estable y con posibilidad de crecimiento, Carvajal compartió que en la cámara nacional de la industria del vestido están trabajando para combatir dos grandes desafíos. Por un lado la ilegalidad es algo que daña mucho la industria, especialmente en temas de contrabando y piratería. El segundo reto es la velocidad de la transformación del consumo a través de las compras por internet. En cuanto al primero, el directivo comparte que es un trabajo constante el que están realizando de la mano con el gobierno, mientras que para superar el segundo extiende una invitación de que los negocios aprovechar al máximo la tecnología para no quedarse atrás en este ritmo acelerado.

A los retos mencionados anteriormente, el Coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco añadió que en la actualidad el país enfrenta una desaceleración económica que genera momentos de incertidumbre. Sin embargo, recalcó que en lugar de caer en la pasividad es momento de generar disrupción. “También estos momentos son oportunidades, porque nos sacan de nuestra zona de confort”, expresó en conferencia de prensa. El Coordinador invitó a impulsar nuevos talentos, a ser productores, a generar asociaciones estratégicas y a hacer las cosas de diferente modo “porque hoy las cosas son diferentes”.

Photo Credit: Intermoda