• Inicio
  • Noticias
  • Ferias
  • Lineapelle inaugura su vuelta presencial con apreciable presencia española

Lineapelle inaugura su vuelta presencial con apreciable presencia española

Por Alicia Reyes Sarmiento

22 de septiembre de 2021

Ferias

Imagen vía AEC, última edición Lineapelle

Lineapelle, la feria internacional italiana de la curtiduría y la marroquinería, vuelve al formato físico del 22 al 24 de septiembre en el recinto Fieramilano Rho de Milán. Esta edición contará con 715 expositores, un 40 por ciento menos que la última, procedentes de 24 países diferentes, según datos de la feria. Los participantes compartirán con los asistentes las nuevas tendencias en piel, textiles y sintéticos para calzado, bolsos y marroquinería; así como las novedades en lo que a tecnologías y servicios del sector se refiere.

La participación de empresas españolas en el evento es del 8 por ciento y está siendo coordinada por la Asociación Española de Empresas de Componentes y Maquinaria para el Calzado y la Marroquinería (AEC), que gestiona la participación de 32 de las 57 firmas nacionales con presencia en la feria, bajo el sello Footwear Components From Spain.

El evento les ofrece la oportunidad de poder exponer físicamente las nuevas colecciones de Otoño/Invierno 2022/2023 a los visitantes profesionales que acudan al certamen italiano, lo que representa para las firmas expositoras una buena oportunidad no solo para generar flujos comerciales y reactivar la actividad de sus empresas, sino además para hacerse una idea fidedigna del estado actual del sector en su primera edición tras la crisis derivada de la COVID.

La organización se ha fijado el objetivo de convertir la feria en una guía para sus visitantes por lo que “abordará la cuestión de la innovación de materiales combinada con la tecnología” señalan desde su cuenta de Instagram y resumen en “un nuevo punto de vista, un nuevo punto de materiales”, el lema de estas jornadas. “La gente quiere descubrir y tocar personalmente los materiales, no solo mirando al presente, sino también hacia el futuro próximo, desde el punto de vista del estilo, el Otoño-Invierno 2022/2023. Una temporada que necesita principalmente "volver a encontrar la maravilla".”

Las empresas del sector reconocen que va a ser una edición diferente en el contexto de una nueva normalidad aún en proceso de conseguir pero esperan recibir a una buena parte de sus ya clientes internacionales, así como poder contactar con posibles nuevos clientes. Son conscientes de que el visitante que llegará a la feria será sobre todo europeo y, aunque no se ha interrumpido la colaboración con el mercado asiático, se echará en falta en esta edición.

Como respuesta a las dificultades derivadas de la presencialidad, en esta situación mundial en la que nos encontramos, la organización ha facilitado una plataforma online que actuará de manera complementaria al evento. Esta es una práctica cada vez más habitual en las ferias dado que traspasa las barreras físicas y permite una experiencia ampliada a sus asistentes, al tiempo que actúa como ojos y oídos en la feria para aquellos que no corren la suerte de poder asistir, pero están interesados.

En la última edición presencial del salón italiano, celebrada en febrero del año pasado, poco antes del estallido de la pandemia, se reunieron según datos de la organización 1.155 expositores, 743 de ellos italianos y el resto extranjeros, originarios de 42 países. Sus más de 20 mil visitantes viajaron desde 111 destinos internacionales. Las operaciones realizadas alrededor de la feria tienen una valoración estimada de cerca de 130.000 millones de euros. Debido a la pandemia sanitaria, los organizadores han reducido el espacio expositivo pasando de los 6 pabellones que se ocupaban habitualmente a 3 pabellones.

¿Cómo nace Lineapelle?

Su primera edición se celebró en 1981, y desde entonces tiene cita dos veces al año, en febrero (Primavera/Verano del año siguiente) y en septiembre (para Otoño/Invierno). Además de estos, que tienen lugar en Milán, la organización celebra varios eventos más pequeños el resto del año como Lineapelle London (en enero), y Lineapelle New York.

Este año, debido a “las continuas restricciones de viaje a los Estados Unidos” según declaró la organización del evento, tuvo que suspenderse el salón neoyorquino de Lineapelle. Este se había fijado originalmente en julio de este año, más tarde pospuesto a septiembre, y finalmente a octubre, cuando se canceló definitivamente por este año y en principio hasta 2022. En su defecto, se habilitará una plataforma digital para reemplazar el evento cancelado de este año.