• Inicio
  • Noticias
  • Gente
  • Daniel Lee sale de Bottega Veneta

Daniel Lee sale de Bottega Veneta

Por Jaime Martinez

11 de nov. de 2021

Gente

Daniel Lee - Foto ANDREAS SOLARO / AFP

Máximo estupor el que recorre el mundo de la moda, después de que a última hora de la tarde de ayer el holding internacional de la moda Kering, Grupo francés dueño de un amplio portafolio de casas especializadas en el sector del lujo de la talla de Gucci, Balenciaga o Yves Saint Laurent, anunciase a través de un comunicado oficial la salida, de manera fulminante, del diseñador Daniel Lee de la dirección creativa de la casa Bottega Veneta.

Natural de la localidad británica de Bradford, ciudad del condado de Yorkshire del Oeste, y graduado por la prestigiosa Central Saint Martins College of Art and Design de Londres en 2011, Daniel Lee se incorporaba a los equipos de Bottega Veneta el pasado 1 de julio de 2018 como director creativo de la firma. Un periodo de casi tres años durante los que Lee ha sabido revolucionar los cimientos de la prestigiosa casa italiana, incluidas sus vías de comunicación, al tiempo que ha firmado creativamente, y con un rotundo éxito, una serie de colecciones que le valían para ser, merecidamente, reconocido como uno de los nuevos grandes diseñadores de la industria de la moda. Un Olimpo en el que se consagraba durante una pasada edición de los Fashion Awards de 2019, durante la que lograba para sí y para Bottega Veneta los premios en sus 4 principales categorías, como lo son las de Diseñador del Año, Marca del Año, Diseñador de accesorios del año y el premio al Diseñador de ropa femenina del año. Antesala de unos éxitos que igualmente han venido acompañados en el terreno mediático, con golpes de efecto que han ayudado a imprimir un nuevo perfil a la firma, como lo fue la decisión de eliminar todas sus cuentas en las redes sociales, y en el económico.

En este último ámbito, tras la entrada de Lee, Bottega Veneta había logrado igualmente comenzar a destacarse como una de las tres principales firmas de moda del Grupo Kering por volumen de negocio, junto a Gucci e Yves Saint Laurent. Papel que ha sabido mantener hasta ahora y aspecto que, sumado a todos los anteriores, evidencian la buena senda por la que, aparentemente, el diseñador británico había sabido introducir a la casa de modas italiana, sumando así un mayor desconcierto a su repentina salida.

Photo Credits: Colección Salon 03 de Bottega Veneta.

Fin a la etapa Daniel Lee de Bottega Veneta

Por parte del Grupo internacional francés, desde Kering aseguran que la dirección de Bottega Veneta y el propio diseñador han decidido de manera conjunta poner fin a las relaciones laborales que mantenían desde 2018. Un cese que se llevará a cabo, al parecer, de manera inmediata, sin que se haya anunciado todavía quién será el encargado de tomar el testigo de Lee al frente de la firma, y que se produce precisamente después del espectacular desfile que el creativo y la marca llevaban a cabo en la ciudad norteamericana de Detroit a finales de este mes de octubre, para la presentación de la colección “Salon 03” de Bottega Veneta. Un ya último trabajo del británico al servicio de la casa italiana, que había logrado significarse como una de sus colecciones más inspiradoras y con mayor potencial para resultar influyente, tanto de cara al futuro de la firma, como frente a todo el ámbito de la moda. Una capacidad que tiene visos de verse velada tras el anuncio de esta repentina salida.

“Estoy muy agradecido hacia Daniel por haber traído su pasión y su energía a Bottega Veneta”, declaraba François-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de Kering, a través de un comunicado oficial. “Su singular visión hizo posible que el legado de la casa fuera relevante para el mundo de hoy, y volvió a ponerlo en el centro de la escena de la moda”. Y es por ello que “me gustaría agradecerle personalmente por el capítulo único que ha escrito en la larga historia de Bottega Veneta”.

“Me gustaría dar las gracias a Daniel por su dedicación a la casa durante los últimos tres años”, durante los que supo “brindar a Bottega Veneta de una perspectiva fresca y de un nuevo sentido de modernidad, sin dejar de respetar los cincuenta años de legado creativo de la casa”, explicaba por su parte Leo Rongone, director ejecutivo de Bottega Veneta. “El notable crecimiento de la marca durante los últimos tres años”, añadía, “es testimonio del éxito de su trabajo creativo”.

“Mi tiempo en Bottega Veneta ha sido una experiencia increíble” apunta por su parte el propio Daniel Lee. “Estoy agradecido de haber podido trabajar con un equipo excepcional y tan lleno de talento, y estaré agradecido para siempre con cada uno de los que formaron parte y contribuyeron a la creación de nuestra visión. Gracias a Francois-Henri Pinault por su apoyo, y por la oportunidad de ser parte de la historia de Bottega Veneta”.

Photo Credits: Colección Salon 03 de Bottega Veneta.

Los posibles motivos de la salida: de los problemas en la dirección de los equipos a una infructuosa renovación de contrato

Tras la sorpresa que generaba la noticia una vez hecha pública, son dos las principales causas a las que se apunta ahora dentro de la industria de la moda como razones que habrían conducido a la salida del diseñador británico de la dirección creativa de Bottega Veneta. Dos motivos que apuntan, por un lado, a los posibles problemas de Lee a la hora de saber gestionar los equipos de trabajo de la casa italiana, y de otro a las diferencias que se habrían podido encontrar a la hora de emprender la renovación de su contrato, sin que por ahora ninguna de las dos haya podido llegar a ser confirmada o desmentida de manera ni oficial ni oficiosa.

En este sentido, y tras entrar en contacto con diferentes fuentes especializadas en el sector, el medio estadounidense Wwd ha recogido distintas declaraciones en las que se remercan aspectos como los de que “en un momento en el que la empresa está sana y la marca está funcionando tan bien, debe haber razones personales detrás de esta decisión, que claramente es arriesgada dada la exitosa racha” que venía siguiendo la firma, habría declarado una de sus fuentes consultadas. Mientras que otras voces apuntan a que “no se puede negar su talento, pero a nivel personal, manejar las relaciones con otros es otro asunto”. Unas fricciones en el seno de los equipos de trabajo de Bottega Veneta que habría generado la salida de “tanta gente”, que sus puertas parecían “una puerta giratoria”.

A este respecto, se señala a que un trabajador “de gran confianza, un experto veterano del departamento de operaciones y de la cadena de suministros de las oficinas centras de la firma en Vicenza, pieza clave para la compañía, renunció la semana pasada”, siendo “solo la última de muchas salidas” de las emprendidas dentro de los equipos de trabajo de la casa italiana, y que podría haber terminado por significarse como “la gota que colmó el vaso” de su dirección. Mientras que otras voces, también en este mismo sentido, declaraban al mismo medio que todo habría sido fruto de las tensiones que se habrían generado en el seno de los equipos de trabajo a razón del desarrollo de la colección y del desfile de Detroit.

Photo Credits: Colección Salon 03 de Bottega Veneta.

¿Una renovación sin acuerdo?

De otra parte, también están las voces que apuntan a las posibles tensiones que podrían haberse generado a la hora de renovar el contrato de Lee como director creativo de Bottega Veneta. Una perspectiva que defienden expertos como, en este caso, Alessandro Maria Ferreri, director ejecutivo y propietario de la consultora The Style Gate. Quien, en declaraciones al mismo medio, se preguntaba si lo que ha ocurrido es que después de tres años había llegado la hora de renovar el contrato del diseñador, y las negociaciones no han podido encauzarse por motivos que todavía no se terminan de conocer.

“No había sales de que esto pudiera suceder, y no creo que estuviera planeado con antelación”, sostenía Ferreri en declaraciones al medio estadounidense, al tiempo que destacaba la gran labor que Lee ha sabido desempeñar al frente de la casa, revitalizando su nombre y su legado, pero preguntándose si en ese camino ha dejado atrás categorías como el prêt-à-porter masculino. Líneas que bien ahora desde la dirección de Kering y de Bottega Venetta podrían tratar de reimpulsar, ya bajo la dirección creativa de un nuevo diseñador. Papel para el que se desconoce quién será el elegido, hablándose no obstante de que este pudiera proceder, tras un proceso de promoción interna, de alguno de los equipos de trabajo tanto de la propia Bottega Veneta como de Gucci, u de otra de las principales casas de moda de Kering.