• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Generar conciencia sobre moda responsable: el nuevo proyecto de Anuar Layón

Generar conciencia sobre moda responsable: el nuevo proyecto de Anuar Layón

Por Christin Parcerisa

23 jul 2022

Moda |Interview

Fotos cortesía de la marca.

México - Cuando comenzó la pandemia el diseñador mexicano Anuar Layón se enfocó en un nuevo proyecto: investigación y desarrollo de tecnología textil para crear moda más sustentable. Este trabajo, tanto del desarrollo de los textiles como de conectar con organizaciones que están a la vanguardia de soluciones amigables con el medio ambiente para la industria se convirtió en la piedra angular para cerrar la más reciente colaboración del diseñador.

Absolut, la marca de vodka de Pernod Ricard, estaba en búsqueda de un socio para lanzar un proyecto que ayudara a crear conciencia de nuevos hábitos sostenibles y de fomentar el reciclaje y la reutilización. La marca se encuentra en un camino de sustentabilidad e incluso cuenta con un equipo dentro de la compañía dedicado a este tema. Entre sus esfuerzos se encuentra que las botellas están hechas con más del 40 por ciento de vidrio reciclado y para el año 2030 tienen como objetivo hacer de Absolut Vodka un producto totalmente neutro en carbono. Así, los objetivos en ambas partes se encontraros y nació una colaboración que se lanzó este mes dedicada al consumo responsable de moda.

El proyecto entre Absolut y Anuar Layón, de nombre Regeneración Absolut, busca crear conciencia sobre la segunda vida que una prenda puede deter. Para ello, Layón diseñó una sudadera creada con un textil realizado con el 50 por ciento de algodón recuperado y 50 por ciento de PET reciclado. El textil se obtiene a través del sistema creado por la organización Recover que transforma estos materiales en el hilo del cual se crea la tela.

La colección cuenta únicamente con 250 piezas. Para hacerla se reciclaron más de 27 mil unidades de PET. Además, la sudadera tiene un bolsillo al frente y la figura de la botella de Absolut en la parte de atrás, ambas realizadas con retazos de tela de los desechos textiles de las colecciones de lo últimos cinco años del diseñador. De esta manera, en lugar de tirar esas piezas de tela, les da una nueva vida en estas prendas.

Con motivo del lanzamiento, en FashionUnited conversamos con el diseñador para saber más sobre su cómo se está involucrando en fomentar la moda sostenible y saber más detalles sobre esta colaboración

¿Por qué a Absolut le interesaba hacer algo de moda?

Es muy natural que una marca tiene que buscar estas iniciativas. Lo que estás comprando es cultura de compañía, no solo una botella de alcohol. Y una de las cosas que hace muy bien Pernod Ricard es tener una cultura integral. Tiene un área interna de sostenibilidad para todos sus productos. Eso habla de que el proyecto tiene una historia real basada en una cultura de educación y concientización.

Más que ser un proyecto de mercadotecnia, es una preocupación de la marca hablar de sustentabilidad, y la moda es una de las industrias que más contamina en el mundo. Y hacerlo con un diseñador independiente y nacional, es uno de los movimientos más acertados que pudo haber tenido la marca. Y no porque sea yo, sino porque le da la certeza de que esta iniciativa es real, social y de impacto para la comunidad.

¿Las prendas nacen de la investigación previa que hiciste durante la pandemia?

Es un desarrollo textil hecho con una fibra que se llama Recover, que tiene la certificación en Europa y Estados Unidos, de sustentabilidad. Está hecho de desperdicio de botellas de PET y de desperdicio de algodón, con lo cual se teje en la ciudad de Puebla, donde hicimos todo el desarrollo textil. Logramos generar un textil con la textura, peso y grosor para cumplir con las especificaciones técnicas de un producto que a nosotros nos haga sentido y que vaya con el ADN de la marca Anuar Layón. Es una prenda oversize que, además de ser un producto 100 por ciento sustentable por la implementación del textil, lo hicimos aún más sustentable porque la implementación de la bolsita funcional, junto con el branding en la espalda, está hecho con desperdicios de materiales de más de cinco años de colecciones de Anuar Layón y de Reborn Studio. Cada una de las prendas, además de ser única porque los textiles se implementaron de manera distinta y se montan de manera manual, están enumeradas y limitadas a 250 prendas.

El packaging también es sustentable. Es un elemento triangular que ayuda a la mejor distribución de los elementos para hacer un solo envío a la hora de transportar este producto empacado. Además de ser cartón, que es un material resistente, está hecho de forma triangular porque es uno de los elementos geométricos más resistentes que existen. Y por último, no utiliza pegamento y está ensamblado de manera manual e impreso con tintas a base de agua. Es un producto que cuenta diferentes historias: diseño gráfico, diseño industrial y diseño textil en un mismo producto. Y ese es el ADN de la pieza.

¿De dónde proviene el PET?

Son recolecciones de basura que se hacen para poderlas reprocesar y luego generar el textil. Nosotros no hacemos la recolección, la hace Recover. Recover es la hilatura con la que se teje el textil. Quienes proveen esa materia prima es Recover y nosotros la procesamos para poder hacer la prenda terminada.

¿Por qué una sudadera?

Queríamos hacer una prenda que fuera completamente amable en todos los sentidos, que pudieras usarla en diferentes formatos y que pudiera usarla cualquier género. En Anuar Layón, desde la última colección le hemos quitado los géneros a nuestra perspectiva comercial. No hacemos colecciones para hombre o para mujer, hacemos colecciones, ropa para los seres humanos. Eso representa muy bien a la prenda. Queríamos que tuviera un uso muy versátil.

Anuar Layón

¿Cómo nace tu interés en el tema de sostenibilidad en la moda?

Es importante porque vendemos moda. Otra forma de entender que este es un problema mundial era retirarme de la industria, pero esto es lo que hacemos y amamos nuestro oficio. Entonces, hay que involucrarse en este tipo de procesos para entender cuál es el futuro del consumo de la moda, porque de este es mi negocio, de esto vivimos y alimentamos familias, y estamos haciendo industria en el país generando recursos económicos. Entonces me interesa tanto por temas de investigación como por evolución. Yo creo en el cambio continuo y esto es parte de nuestro ADN como compañía. Quiero seguir vendiendo ropa y diseñando así que tenemos que encontrar la forma de hacerlo más amable para el medio ambiente.

¿Cómo estás aplicando tu investigación en tus siguientes colecciones?

Estamos trabajando con más empresas que desarrollan recursos sustentables para la producción textil. Por ejemplo, con Desserto estamos haciendo productos de piel de nopal. Estoy muy orgulloso de poder trabajar con este desarrollo 100 por ciento nacional. Estamos haciendo más iniciativas con Recover y estamos trabajando con otras empresas que nos brindan recursos de hilo para tejer textil sustentable.

Hoy en día no estamos tan seguros del impacto que realmente puede tener trabajar con materiales textiles, porque no hay posibilidad de hacer todas tus prendas sustentables. Entonces hay que entender qué otras cosas podrían ayudar al consumo responsable de moda, como hacer materiales más resistentes, utilizar materiales más duraderos y confecciones que tengan este impacto en durabilidad. La calidad del producto es única. Además, hay que trabajar en la comunicación par generar consciencia. ¿Por qué comprarías un producto de diseñador? Y no le estoy tirando a las empresas de fast fashion. No digo que no consumas moda porque contamina. Somos responsables de nuestros actos, por lo que hay que hacer consciente a la gente de que tome decisiones más responsables en cuanto a nuestro consumo. También por temas económicos. La gente despilfarra dinero en ropa, cuando el tiempo de vida de una prenda de fast fashion cada vez se limita más. Son prendas que duran menos, que se rompen y que por temas de servicio muchas veces no las cambias. Es mucho desperdicio que se convierte en montañas de textiles que genera contaminación en el mundo.

¿Qué tanto ves que al consumidor sí le hace diferencia ver algo sostenible para adquirirlo?

Todavía hay mucho qué trabajar. Sí, ya hay mucha gente preocupada, pero es mucho más la gente que no. De eso se tratan estos proyectos, de generar comunicación y conciencia sobre este tema.

Como diseñador independiente, ¿qué tan difícil es ser lo más sostenible posible?

Considerablemente difícil, pero no tanto como para una industria más grande. Como en todo, implementar cosas en una empresa chiquita es más fácil que en una gigante, desde autorizaciones, procedimientos, investigaciones e interacciones. Nosotros tenemos la capacidad de hacerlo de una manera más fácil. De hecho, te podría decir que es más sustentable consumir ropa de diseñador que cualquier otra prenda, sin necesidad de que estén involucrados materiales sustentables, por el simple hecho de que una maquila de un diseñador independiente siempre va a ganar más dinero y no va a haber tanta explotación, y va a pasar por menos procesos. Eso ya es un ahorro sustancial en temas de contaminación.

¿El primer paso para que un diseñador independiente se vuelva más sostenible?

Primero es entender cuál es su cadena de valor como compañía. Nosotros tenemos un proceso de certificación con las maquilas con las que trabajamos desde hace varios años y son maquilas que alimentan familias, no son industrias. Pagamos un 35 o 40 por ciento más de lo que paga una maquila regular por productos como los que nosotros desarrollamos. Hoy en día, desde ese perfil somos más sustentables, sin hablar de temas ecológicos, pero sí de otros temas sociales que tienen gran impacto. Ese es un buen recurso para empezar.

Segundo son materiales ya producidos con sustentabilidad. Por ejemplo, la piel de nopal de Desserto. Ellos ya venden la tela y puedes comprar desde un metro. Es importante trabajar con productos de este perfil porque nos hace más conscientes del uso de materiales y además comprar este tipo de productos como diseñador ayuda a que esa industria crezca y hayan más fabricantes preocupados por tener líneas de productos sustentables.

En esta sudadera tomaste el desperdicio de la producción, que es uno de los grandes problemas de desechos de esta industria, y le diste una nueva. ¿Cuántas colecciones están recopiladas en una sudadera?

No sé exactamente, pero si al menos hubieran dos colecciones por año de los últimos cinco años estamos hablando de 10 colecciones distintas. Debe de haber un promedio de aproximadamente 320 prendas distintas involucradas en los procesos de el bolsillo. La acumulación de tela es un problema porque como no hay empresas recolectoras de desperdicio textil para reprocesarlas simplemente las desechan. Yo díría, no la tires, vamos a ver qué logramos con ellas.

Absolut
Anuar Layon
MODA MEXICANA
MODA SOSTENIBLE
Moda Sustentable