Presentarse en la Semana de Alta Costura en París, en voz de estos participantes mexicanos

El mes pasado, 14 estudiantes del Instituto de Estudios Superiores de Moda, Casa de Francia (IES Moda), tuvieron la oportunidad de participar el la Semana de Alta Costura en París, llevando así el talento joven de México a uno de los escaparates de alta moda más importantes a nivel mundial.

En una entrevista con FashionUnited, la Directora Académica del IES Moda, Emmanuele M.M. de Roman, contó que esta participación se dio a partir de una colaboración con el diseñador italiano Maurizio Galante, quien es padrino del instituto. Ésta se acordó hace un año, cuando los directivos le solicitaron dejara participar a algunos alumnos en el proceso creativo y artístico de su siguiente colección de Alta Costura. El proyecto buscaba culminar en un desfile en la semana de la Alta Costura, y la calidad con la que trabajaron los alumnos permitió que efectivamente Galante presentara lo hecho junto con el Instituto.

La directiva considera que la Alta Costura en un verdadero laboratorio de ideas y por eso su interés en formar parte de una colección de este tipo, para tener un espacio en la cúspide de la moda. Sobre el diseñador, Emmanuele comparte que “Maurizio tiene una visión del mundo totalmente artística. Su "démarche" se acerca más a la de un artista que a la de un creador de Moda; y eso nos gusta. Nos permite jugar con más creatividad y explorar grandes posibilidades”.

El objetivo detrás de este proyecto era que los estudiantes se dieran cuenta que eran capaces de lograr una meta de este tamaño. “Trabajaron con mucha humildad desde un principio, -era parte del juego- lo que les permitió aprender y crecer muy rápido”, dijo la directora. Además, Emmanuele compartió la complejidad de algunas de las prendas que desfilaron: La pieza de nombre "Resplandor" lleva 415m de tela que se mandó plisar y se cosió a mano, además requirió 860 horas de montaje y 4 personas para hacerlo; el abrigo de nombre “El Nudo" está hecho de 3800 nudos con 600 horas de montaje, sin costuras y 1353 metros de tiras cortadas a mano; la prenda de nombre "Jaguar" lleva 1128 manchas de organza de seda cortadas y cosidas una por una a mano, lo que representó alrededor de 320 horas de trabajo.

“Esto es por lo que trabajamos en la educación: ayudarlos a descubrir sus talentos. Esto se logra, enseñando a hacer, no sólo con la teoría, y no enseñando a diseñar prendas normales y aburridas, o enseñando a copiar”, comparte llena de orgullo.

Presentarse en la Semana de Alta Costura en París, en voz de estos participantes mexicanos

Del salón de clases a la pasarela

La directora de IES Moda comenta que los alumnos participaron en un 60 por ciento de la colección a través de investigación, propuesta de gamas de color, ideas y fuentes de inspiración, para que Maurizio escogiera con qué trabajar. “Cada pieza que Maurizio iba creando, se iba formando al mismo tiempo.. Durante el taller en México, se crearon 8 piezas y de tarea, durante las siguientes 14 semanas, 10 piezas más. Además de las 20 piezas de accesorios con los artistas”, cuenta.

Sobre la elección de los alumnos, la directora explica que la selección se basó en su excelencia académica, en un jurado interno y en las evaluaciones a su book que se realizan cada semestre. Además, se buscó que los estudiantes elegidos quisieran trabajar en equipo, se sintieran bien en un trabajo desconocido para ellos y quisieran compartir con los demás.

“Se requiere mucho, muchísimo trabajo para que un día México exista en el mapa mundial de la moda. El camino es largo y necesitamos el apoyo de todos. Es momento de parar de ser una cultura de la copia y de envidia. A los buenos hay que apoyarlos, en vez de ponerles trabas”, concluye la experta.

Presentarse en la Semana de Alta Costura en París, en voz de estos participantes mexicanos

En voz de los estudiantes

En FashionUnited conversamos con algunos de los estudiantes que participaron en el proyecto, para conocer un poco sobre su experiencia al participar en uno de los eventos más importantes en el panorama de la moda global.

Fernanda Acosta Salas

¿Cuáles son los mayores aprendizajes que obtuviste de la mentoría con el diseñador?

Una de las cosas con las que más me quedé de Maurizio fue su proceso creativo y la manera que tiene de aterrizar los temas de inspiración en sus creaciones, me gusta que él tenga claro el concepto de hacer una representación del tema y no plasmar idénticamente la fuente de inspiración.

¿Qué sentiste al ver en la pasarela un trabajo en el que habías participado?

Me quedé sorprendida por el impacto visual que tenían las piezas ya puestas sobre una modelo y los accesorios le daban un plus visual muy lindo. Fue como verlo por primera vez e incluso rebasó mis expectativas a cómo esperaba verlo.

¿Cuál fue tu mayor aportación a esta colección?

Pienso que cada persona que formó parte de esta colección dio una gran aportación, sobre todo por la integración y comunicación entre nosotros fue algo con lo que pudimos lograr y formar parte de un trabajo que requirió disciplina, organización y creatividad. Una de las cosas que más hice en este proyecto fue siempre buscar ayuda de las personas a mi alrededor para poder tener un trabajo bien hecho y sobre todo la precisión en cada aspecto.

¿Qué aprendizajes te llevas de haber estado en la semana de la moda del lado de los creativos y no como espectador?

Gracias a esta experiencia aprendí a cómo trabajar del lado de un creativo y así mismo aprendí a cómo trabajar en la moda desde una visión más profesional y con mucha más disciplina y ver todo lo que conlleva hacer un proyecto grande.

A raíz de esta experiencia, ¿ha cambiado en algo la visión que tenías de tu carrera?

Lo que cambió fue mi panorama ante la moda, cambió a una visión más profesional y enfocada en cuanto a técnicas y la manera de trabajar en una colección a un nivel más grande

Presentarse en la Semana de Alta Costura en París, en voz de estos participantes mexicanos

Vanessa Zubieta Morales

¿Cuáles son los mayores aprendizajes que obtuviste de la mentoría con el diseñador?

Aprendí bastante sobre trabajar en equipo, de Maurizio y la forma en la que entendía un tema para desarrollarlo en prendas, a valorar los materiales aquí en México y a darles usos que normalmente uno no pensaría en darles. A investigar correctamente sobre cualquier tema en el que te vayas a inspirar.

¿Qué sentiste al ver en la pasarela un trabajo en el que habías participado?

Me sentí muy feliz y orgullosa de que pusimos nuestras manos y nuestro trabajo en ello. Y porque es mostrar una parte de mi país a los demás, y eso es muy bonito.

¿Cuál fue tu mayor aportación a esta colección?

Pienso que hicimos un gran trabajo para sacar adelante los dos looks que nos tocaron, fue un reto porque al inicio no teníamos experiencia en hacer una pieza de alta costura, pero lo llevamos a cabo con ayuda de nuestros profesores y de Maurizio y fuimos aprendiendo y entendiendo muchas cosas sobre que es hacer alta costura.

¿Qué aprendizajes te llevas de haber estado en la semana de la moda del lado de los creativos y no como espectador?

El proceso de los 6 meses trabajando en iniciar el proyecto y tener esta meta. Sacar adelante las prendas que Maurizio dejó en nuestras manos y presentarlas bajo los estándares de calidad que buscaba. Entregarlas y estar a la expectativa de que todo salga perfecto es emocionante porque logras presentar tu trabajo en la semana de la moda y sabes que mucha gente lo va a ver, lo va a analizar. Es genial saber qué opinan y cómo puedes mejorar lo ya hecho. Aprendí mucho de mi directora sobre liderazgo, tomar decisiones y cómo hacer un buen trabajo; de Maurizio su forma de trabajo y su visión de México como creativo; y de mis maestros la técnica y la constancia para sacar adelante una colección. Aprendí del gran trabajo que hay detrás de una presentación de alta costura.

A raíz de esta experiencia, ¿ha cambiado en algo la visión que tenías de tu carrera?

Sí, totalmente cambió mi perspectiva sobre la carrera y lo que puedo hacer con ella, y en general como persona, me di cuenta de lo genial que es trabajar para hacer una colección, desarrollarla y sacar piezas tan increíbles como las que hicimos con Maurizio. A tomar nuevos retos y tener orgullo de lo que haces.

Presentarse en la Semana de Alta Costura en París, en voz de estos participantes mexicanos

Paulina Wejebe

¿Cuáles son los mayores aprendizajes que obtuviste de la mentoría con el diseñador?

Su manera de retomar elementos tan cotidianos y llevarlos a un plano totalmente distinto, logrando fusionar diferentes cosas. Me inspiró ver cómo de pronto con sólo ver una cosa tan pequeña como puede ser una canasta imaginaba muchas posibilidades.

¿Qué sentiste al ver en la pasarela un trabajo en el que habías participado?

Me dio mucha emoción ver que algo en lo que estuve ayudando a crear estuvo exhibido en la semana de la Alta Costura en París. Fue una gran experiencia y es un orgullo poder haber trabajado de cerca con Maurizio.

¿Cuál fue tu mayor aportación a esta colección?

Junto con otras 2 compañeras, estuvimos cortando, bordando y confeccionando el look inspirado en el jaguar. Fueron más de 300 horas de trabajo.

¿Qué aprendizajes te llevas de haber estado en la semana de la moda del lado de los creativos y no como espectador?

Me pareció una experiencia mucho más enriquecedora el poder haber trabajado junto con ellos y conocer todo el proceso que si solo hubiera visto el desfile. Conocer todo la historia y lo que hubo detrás de la colección fue un gran aprendizaje.

A raíz de esta experiencia, ¿ha cambiado en algo la visión que tenías de tu carrera?

La visión de mi carrera como tal no, más bien cambió la manera en que veía la alta costura. Sabía que eran horas de trabajo, pero en realidad no comprendía muy bien por qué. Pero después de haber trabajado dentro de ella entiendo todo el valor que le da y creo que también es una manera de poder transmitir un mensaje.

Photo Credit: IES Moda

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO