• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Sézane desata polémica tras publicar el vídeo de una mujer zapoteca

Sézane desata polémica tras publicar el vídeo de una mujer zapoteca

Por Alicia Reyes Sarmiento

14 de ene. de 2022

Moda

Imagen de archivo por cortesía de Sézane a través de la agencia ATAgency.

El vídeo de una anciana indígena publicado en redes sociales por la firma de moda francesa Sézane ha generado indignación en México. La marca parisina es acusada de "manipular, utilizar y exhibir a personas ancianas de pueblos originarios” con fines publicitarios, según el comunicado conjunto de la secretaría de Cultura y del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Según han compartido las autoridades mexicanas en este comunicado, el video fue grabado el pasado 10 de enero en el mercado de Teotitlán del Valle, Oaxaca y la anciana pertenece a la comunidad indígena zapoteca.

"Quiero expresar mis más profundas disculpas por mis errores" se justificó a raíz de la polémica la fundadora de Sézane, Morgane Sézalory. Este mensaje fue compartido a principios de esta semana en la cuenta de Instagram de la activista Manuela Cortés, que dos días antes compartía el polémico vídeo.

En el video se muestra a la anciana sentada y vistiendo, según se ha hecho público, las prendas de la colección de Sezane mientras es fotografiada por varios jóvenes franceses, “algunos de ellos riendo y sin utilizar mascarillas”, puntualizan desde la agencia de noticias AFP, que más tarde la animaron a bailar al ritmo de la canción Those were the days de Mary Hopkin.

El INPI pide respeto a las marcas de moda

El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) también ha condenado "la explotación de la imagen de las personas indígenas por parte de la marca Sézane" haciendo "un llamado a las marcas y a empresas privadas para que dejen de explotar a los pueblos y a las comunidades indígenas y afromexicanas como capital cultural".

En este comunicado se ha anunciado que junto a las autoridades de Teotitlán del Valle se iniciará una investigación para actuar conforma a la ley, pues según el artículo 2 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas “son libres e iguales a todos los demás pueblos y personas y tienen derecho a no ser objeto de ningún tipo de discriminación en el ejercicio de sus derechos, en particular la fundada en su origen o identidad indígenas”.

Asimismo, el artículo 21 de la Ley Federal de Protección del Patrimonio Cultural de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanas, cuyo proyecto ha sido aprobado recientemente por el Legislativo y enviado al Ejecutivo para efectos de su publicación, destaca que los pueblos y comunidades “podrán solicitar la intervención de la autoridad competente cuando se considere que, a partir del uso de los elementos del patrimonio cultural, se hayan realizado actos que atenten o afecten la dignidad e integridad cultural de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, sin detrimento de las sanciones por daño moral o discriminación a que haya lugar”.

Esta es una más de las tantas apropiaciones culturales contra las que el gobierno mexicano está tratando de luchar y que tiene en el punto de mira a marcas internacionales que plagian motivos de artesanías indígenas en sus colecciones, este es el caso concreto de otra diseñadora francesa, Isabel Marant, que en noviembre de 2020 se disculpó tras haber sido acusada de copiar motivos artesanales de la comunidad purépecha para uno de sus abrigos.

Fuente: agencia de noticias AFP