Con pasos cautelosos inicia el 2018 para la industria mexicana de moda y textiles

Durante el 2017 vivimos algo que nunca antes se había visto en México: el posicionamiento de la moda mexicana. El talento, la innovación, el diseño y la creación de prendas fueron una de las cosas que más resaltaron del año, y no solo por la gran promoción que recibió o la popularidad que adquirió, también por la increíble aceptación que ha recibido en los últimos meses hasta de los más exigentes consumidores mexicanos y las grandes tiendas departamentales.

Muchas son las marcas que resaltaron en el año, algunas de grandes grupos de diseño, y otras varias de diseñadores establecidos que han trabajado durante años en la industria pero que hasta hace solo pocos años han sido reconocidos. De igual manera, otro de los grandes logros de la industria fue el poder importar nuestra propuesta de diseño en prendas a diferentes países, así como la apertura de tiendas mexicanas de moda en el extranjero… muchos son los logros, y esto sólo puede generar un resultado: ser optimistas para lo que tenga que traer el 2018.

La moda mexicana es cautelosa pero optimista ante un nuevo año

Para México, el año 2018 será un año con grandes cambios, empezando porque es un año de elecciones presidenciales, algo que se espera con ansias ya que por fin se ve y se siente una comunidad unida en contra de las injusticias y con grandes expectativas de transformación. Sin embargo, las elecciones presidenciales siempre son engañosas, ya que por un lado podemos ver una nueva dirección, pero al mismo tiempo nos da miedo dar el primer paso.

De acuerdo con datos oficiales otorgados por la Cámara Nacional de la Industria Textil, la competitividad de nuestros productos es más alta que nunca, pero no tenemos un futuro seguro debido a la falta de formalidad de nuestra industria, asegurando que pese a eso, nuestras exportaciones se han mantenido constantes, eso habla del grado de eficiencia que tiene el sector, “somos competitivos, hemos invertido en innovación, nueva maquinaria, la industria es extensiva en capital de trabajo mismo que los industriales hemos invertido” asegura la Canaintex.

“El sector es muy sensible ante la informalidad, en el pasado hemos tenido abusos de programas sectoriales, donde permitían la entrada a mercancías subvaluadas y otro tipo de prácticas desleales de comercio, yo creo que si controlamos esa parte tendremos una reactivación inmediata de la industria y la economía para este año” , aseguró José Cohén Sitton, presidente de la organización en una entrevista al periódico Milenio.

De acuerdo a datos otorgados por la INEGI, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, las empresas relacionadas indirectamente con la fabricación de insumos textiles, sus productos y de prendas de vestir son casi 75 mil 334 en todo el territorio nacional. Con casi 75 mil 334 empresas relacionadas con la industria directamente.

Pese esta incertidumbre que generan factores externos e internos: Tratado de Libre Comercio de América del Norte, tipo de cambio, reforma fiscal de EU, proceso electoral, etc… la industria de la moda y textil, está preparada para lo que traiga el 2018, siendo una de las industrias más rentables y seguras de México.

Portada: MBFWMX