• Inicio
  • Noticias
  • Retail
  • Inditex (también en España) empieza a cobrar por los envíos y las devoluciones online a domicilio

Inditex (también en España) empieza a cobrar por los envíos y las devoluciones online a domicilio

Por Jaime Martinez

23 jun 2022

Retail

Photo Credits: Massimo Dutti, página oficial.

La multinacional española de la moda Inditex, compañía líder del sector a escala global como matriz de marcas y cadenas sobradamente conocidas como Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho y Zara Home, ha decidido finalmente poner punto y final a la práctica de los envíos online gratuitos. Una solución de la que se han venido sirviendo los diferentes grupos de la moda internacionales para permanentemente seguir arañando cuota de mercado en el canal digital, y de la que ahora no podrán valerse ninguno de los millones de clientes de las diferentes cadenas y marcas del Grupo español, a excepción de en dos únicos casos: para aquellos envíos con recogida en tienda, y para los pedidos superiores a 30 euros en Zara y Stradivarius y de 40 euros en Oysho. Contemplándose además el que en el caso de Zara de esa cantidad mínima quedarán excluida, atención, todos los artículos rebajados. Una circunstancia que habrá que esperar a ver cómo termina afectando al comportamiento de la cadena cuando precisamente hoy inaugura oficialmente su periodo de rebajas de verano.

La medida, que ya habría venido siendo aplicada por el Grupo español de manera indistinta en diferentes países, habría pasado ahora ya a generalizarse, según las informaciones que se desprenden de las diferentes guías sobre envíos, cambios y devoluciones de las distintas marcas de Inditex para sus principales mercados. Unas directivas que pueden fácilmente consultarse directamente desde cada una de las plataformas online oficiales de las varias cadenas del Grupo, desde las que se expone en cualquier caso una información actualizada y adaptada a las singularidades de cada región.

Con Zara excluyendo los artículos rebajados del pedido mínimo de compra

Poniendo en el foco y como guía a España, el principal mercado de Inditex y país de origen de la compañía, una suma de circunstancias que lo habían mantenido hasta ahora especialmente al margen de las limitaciones impuestas por la multinacional a los envíos gratuitos, la compañía ha pasado a imponer en el país una tasa generalizada para todas sus marcas comerciales que se mantiene en una horquilla de entre los +2,25 a los +5,95 euros. Eso sí, recordamos nuevamente, siempre con la opción de poder recoger los envíos online en tienda de manera totalmente gratuita, en lo que se destaparía como un mecanismo con el que desde Inditex parecen mostrarse decididos a, ya no solamente mejorar sus márgenes, sino también a reactivar y poner al 100 por cien su músculo comercial físico.

A este respecto, y atendiendo en su orden a la mayor y menor presencia comercial de sus diferentes cadenas, Zara, principal marca comercial de la multinacional y cadena de la que dispone actualmente de algo más de 2.000 establecimientos —310 de ellos en España—, en estos momentos ha pasado a gravar los envíos online de sus clientes en su rango más alto, con una horquilla que en su caso se mueve de los +3,95 a los +5,95 euros. Contemplando en este sentido para los pedidos con entrega a domicilio un pago de +3,95 euros para envíos estándar —opción gratuita a partir de compras de 30 euros, pero, atención subrayamos una vez más, solo en artículos no rebajados—; de +4,95 euros para la opción de entrega al día siguiente; y de +5,95 euros para los envíos de entrega en el mismo día en Madrid. Mientras que los envíos en punto de entrega conllevan un sobrecoste de +3,95 euros, siendo esta una opción que igualmente pasa a ser gratuita para compras a partir de 30 euros en artículos no rebajados. Diferentes opciones a las que además la cadena, al margen de esa recogida gratuita en tienda, para los pedidos de varios artículos con procedencia en diferentes puntos de origen, suma el que podamos escoger entre recibirlos en una única entrega, o el de hacerlo, con un cose adicional de +2 euros, de manera más rápida en varías entregas.

Photo Credits: Interior de la nueva tienda de Zara en la Plaza de España de Madrid, fotografía de archivo.

En cuanto al resto de las cadenas de moda de Inditex, de Stradivarius a Massimo Dutti, pasando por Pull&Bear y Bershka, ya en ninguna de ellas se contempla la opción de poder beneficiarse de un envío gratuito, a excepción de para esa modalidad de recogida en tienda y para las compras a partir de 30 euros en Stradivarius —sin distinción de artículos rebajados—. Planteándose para cada una de ellas unos recargos de +2,95 euros para los pedidos a recoger en un punto de recogida, de +3,95 euros para los envíos estándar a domicilio, y de +5,95 euros para las entregas express a domicilio y en el mismo día, opciones estas dos últimas que varían y están disponibles en función de lo que marca cada cadena dentro de su política de envíos.

Sobre esta misma línea, debemos detenernos no obstante para marcar un punto y aparte y hacer mención a la actual política de envíos que ha quedado ya implantada en Oysho, la cadena de moda íntima de Inditex. Firma para la que en su caso, y siguiendo con España como mercado de referencia para estas informaciones, se contemplan igualmente el sistema gratuito de recogida de pedidos en tienda, así como los sobrecostes de +2,95 euros para pedidos a recoger en punto de recogida, de +3,95 euros para envíos estándar y de +5,95 euros para envíos express a domicilio. Opciones a las que además suma el de poder seguir accediendo a un envío gratuito a domicilio y a un punto de recogida, para compras en su caso desde 40 euros. Valor del ticket para el que al igual que Stradivarius, y a diferencia de Zara, no se haría diferencia entre artículos rebajados y de temporada.

Cobro por las devoluciones online, también en España

En lo que atañe ya a las devoluciones, y tal y como nos encargábamos de informar desde FashionUnited a mediados del pasado mes de mayo, desde Inditex vienen desde hace ya un tiempo comenzando a gravar con un recargo las devoluciones de los pedidos online de sus distintas cadenas. Una opción que se habrían encargado de introducir en una serie de diferentes mercados, entre ellos algunos tan estratégicos como lo es para la multinacional el mercado británico, en lo que ahora se ha terminado destapando como lo que era solamente el inicio de una estrategia para la implantación de una nueva política de devoluciones, que, ahora sí, ha terminado también recalando en España. País que dadas sus características como principal mercado de la multinacional española había logrado mantenerse al margen de los recargos por las devoluciones, hasta el momento.

A pesar de que la medida, al menos por ahora, no ha pasado a implantarse en España en cadenas del Grupo como Zara, Stradivarius, Massimo Dutti y Bershka, donde todas las devoluciones se mantienen como gratuitas tanto para las devoluciones en tienda, como en domicilio o en un punto de entrega, la situación ya ha cambiado para el caso de las devoluciones de los pedidos en Pull&Bear y en Oysho. Cadenas ambas en las que ahora sus clientes deberán afrontar el pago de 3,95 euros por proceder a una devolución de sus pedidos con recogida en domicilio. Importe que en el caso de ambas cadenas se deducirá del valor de los productos a reembolsar, siguiendo así con el modelo implantado por Inditex en otros mercados como el Reino Unido. País en el que en su caso ha introducido un recargo de +3,95 libras para las devoluciones en domicilio, pero también de +2,95 libras para las devoluciones a través de un punto de recogida, para las compras online en Pull&Bear; sobrecostes que vienen a sumarse tanto a los importes para todos los envíos con recogida fuera de una de las tiendas del Grupo, como al de +1,95 libras que igualmente mantienen en Reino Unido, desde comienzos de mayo, para las devoluciones de Zara a través de un punto de entrega.

Photo Credits: Pull&Bear, página oficial.

El fin de los envíos gratuitos

Con este cambio en su política de gestión de envíos y devoluciones, desde Inditex podrían venir a marcar un nuevo punto de inflexión en lo que ha venido siendo la tónica general desde hace años dentro de la industria de barra libre para pedidos y devoluciones online. Una estrategia a la que ya han venido poniendo freno a lo largo de estos últimos años desde grupos como H&M, Asos o Zalando en distinto grado, en lo que no obstante como resultado ha permitido aumentar el margen para que otras compañías —hacemos aquí especialmente referencia a Shein— puedan seguir ganando cuota de mercado en el canal online, recurriendo para ello a la misma política agresiva y generalizada de envíos y devoluciones gratuitas, que les había hasta ahora permitido a los grandes grupos de la moda atraer a un número cada vez mayor de sus clientes al canal online. Un medio que se presentaba con una rentabilidad altísima frente a los costes de las tiendas físicas tradicionales, que han terminado viéndose no obstante mermados ante la imparable espiral inflacionista y el aumento de los precios.

En cuanto a qué es lo que está ocurriendo y cuál es la política a este respecto que están siguiendo el resto de las principales multinacionales de la moda, Inditex ha pasado a implantar un modelo en línea con el del resto de grandes compañías del sector, aunque más limitados si lo comparamos con el que siguen ofreciendo competidoras directas de la multinacional española como el Grupo H&M. Compañía sueca que, en cuanto a España por mantener la comparativa, a pesar de contemplar costes para entregas y devoluciones, en H&M sigue ofreciendo el servicio gratuito de entrega a domicilio para pedidos superiores a 20 euros, con devoluciones gratuitas para miembros de su club de fidelización.

Mientras tanto en Mango, la cadena, al igual que Zara, mantiene como gratuita la opción de los pedidos con recogida en tienda, así como la de envíos a domicilio para compras superiores a 30 euros, con un coste de +2,95 euros en caso contrario. No haciendo una distinción, como ahora sí a pasado a hacer Zara, entre compras en artículos rebajados y de temporada.

En cuanto a Tendam, el Grupo español mantiene en Cortefiel, su cadena insignia, una política de envíos gratuitos a tienda, con un recargo de +3,95 euros en los envíos a domicilio para pedidos inferiores a 50 euros. Mientras que en Springfield, una de sus marcas de moda joven, los pedidos a domicilio son gratuitos para pedidos superiores a 30 euros.

Para terminar esta aproximación a las actuales políticas de envíos y devoluciones a las que están jugando las grandes de la moda, a pesar de que suele lanzar a este respecto ofertas por un periodo limitado, la minorista china Shein contempla envíos gratuitos a domicilio y a puntos de recogida, para compras superiores a 29 euros. Importe que rebaja hasta lo 9 euros para nuevos clientes, y siempre con un servicio de devoluciones gratuita, pero para los pedidos tramitados a través de puntos de entrega.

También te puede interesar: