La británica Asda se suma a la ola de la moda de segunda mano

Madrid- La cadena de hipermercados británica Asda, filial de la estadounidense Walmart y una de las mayores del Reino Unido, se ha convertido en uno de los últimos grupos en sumarse a la creciente moda de las prendas de segunda mano. Y es que hace apenas una semana la compañía anunciaba la inauguración de “Re-Loved”. Una pop-up store dedicada a la venta de prendas usadas, ubicada en el interior de su tienda de Milton Keynes, en el condado de Buckinghamshire —al norte de Londres—, cuyos beneficios serán donados íntegramente a la campaña “Tickled Pink” contra el cáncer de mama.

El espacio se inauguró el pasado 2 de septiembre y permanecerá activo durante cuatro semanas. En la que los clientes podrán adquirir prendas donadas de segunda mano. La iniciativa se ha implementado de la mano de George, la marca de moda de Asda. Considerado el segundo mayor minorista de moda del Reino Unido.

George y su compromiso con la sostenibilidad

El pasado mes de marzo, George anunció que usará únicamente poliéster reciclado en todas sus colecciones a partir de 2025. Material con el que ya realiza una amplia lista de prendas, como blusas y vestidos.

La compañía también ha hecho público su compromiso de tolerancia cero hacia la incineración de los excedentes de prendas de ropa. Para lo que llevará a cabo medidas destinadas a donar, reutilizar o reciclar todas sus prendas no vendidas, a través de diferentes organizaciones benéficas. Para lo que se servirá, entre otras iniciativas, de los puntos de recogida de ropa con los que cuenta en casi 500 tiendas. Una medida que irá dirigida a disminuir las toneladas de prendas, por valor de 140 millones de libras según Wrap, que cada año terminan en los vertederos de el Reino Unido.

“Como país tiramos demasiada ropa”, indicaba a través de un comunicado Melanie Wilson, directora de sostenibilidad de George. “En George estamos comprometidos a hacer lo correcto por nuestros clientes y por el planeta, mejorando la sostenibilidad de nuestros productos, asegurándonos de que estén fabricados para durar, para lo que contamos con nuestra garantía de 100 días, y a garantizar que cualquier excedente de stock que tengamos será reutilizado o reciclado”.

Con esta pop-up store la compañía espera ayudar a crear una ruta alternativa para el consumo de moda, y “alentar a las personas a que reflexionen antes de tirar una blusa o esos vaqueros que ya no les gustan”.

Una noticia que llega justo en el momento en el que la moda de segunda mano parece afianzarse como la nueva gran tendencia del mundo de la moda y entre los fabricantes textiles. Y tras los acuerdos que en ese mismo sentido han emprendido compañías como Macy’s o JC Penney. Que este verano confirmaban sendas asociaciones con la estadounidense ThredUp .

Photo Credits: Cortesía de Asda.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO